UN NÚMERO MUY POLÉMICO

Janet Jackson desvela cómo le afectó haber mostrado un pecho en su actuación con Justin Timberlake en la Super Bowl

Janet Jackson, la hermana pequeña de Michael Jackson, ha hablado de la presión mediática que sintió y de cómo la industria y hasta parte de sus propios fans le dieron la espalda por el “accidente” de la Super Bowl de 2004. En su actuación con Justin Timberlake dejó al descubierto uno de sus pechos.

Janet Jackson desvela cómo le afectó su actuación en la Super Bowl de 2004
Janet Jackson desvela cómo le afectó su actuación en la Super Bowl de 2004 // Getty Images

Europa FM

Madrid 01/02/2022 15:40

Desde que en 1979 Janet Jackson comenzó su carrera en solitario, siempre ha estado a la sombra de lo que ha significado la figura de su hermano Michael y del impacto que tuvo la entrada en la escena musical de The Jackson Five. En cierto modo, ha sufrido un maltrato mediático constante pues nunca se llegó a reconocer por completo su capacidad y talento como artista, siempre etiquetada como “hermana de..”. Un balance desigual al que, por desgracia, aún deben hacer frente no pocas artistas.

Esta realidad se llevó al extremo cuando en 2004, durante la actuación musical en el descanso de la Super Bowl junto a Justin Timberlake, este le destapó un pecho. La imagen dio la vuelta al mundo y sobre la misma se hicieron todo tipo de comentarios. Como era de esperar, los haters aprovecharon la oportunidad, pero lo más sorprendente fue cómo la presión mediática comenzó a dispararse, la industria le dio la espalda y también sus propios fans A tanto llegó la cuestión que hasta Justin se ofreció para intervenir públicamente. Un ofrecimiento que Janet no aceptó.

"Hablamos una vez y me dijo: 'No sé si debería salir y hacer una declaración' Le dije: 'Escucha, no quiero ningún drama para ti. Están enfocando todo esto hacia mí'. Así que le dije que, si yo fuera tú, no diría nada", cuenta la propia Janet en la segunda parte del documental Janet, emitida el pasado sábado en Lifetime.

La cantante de 55 años aborda en esta serie documental distintos aspectos de su vida. Incluso el que era su novio en ese momento, Jermaine Dupri, habla de cómo le afectó este episodio y cómo le retiraron la invitación a los Grammy. Aunque, Janet deja claro que aquello fue un accidente, considera que todo se exageró mediáticamente y asegura que mantiene una amistad con Justin que dura hasta hoy.

"Sinceramente, todo este asunto se exageró mucho. Por supuesto, fue un accidente. No debería haber ocurrido, pero todo el mundo está buscando a alguien a quien culpar, y eso tiene que parar. Justin y yo somos muy buenos amigos, y siempre seremos muy buenos amigos. Hablamos hace unos días, y él y yo seguimos adelante, y es hora de que todos los demás hagan lo mismo", apunta Jackson.

Las declaraciones que llaman la atención si tenemos en cuenta que en 2021, Wayne Scot Lucas, su estilista en por aquel entonces. aseguró en una entrevista publicada en Page Six que todo lo que ocurrió estaba planificado hasta el mínimo detalle y que, de hecho, la idea fue del propio Timberlake.

Supuestamente la idea del artista era superar el impacto que, el año anterior, habían logrado Madonna, Britney Spears y Cristina Aguilera con su triple beso en la gala de los MTV Awards. Y lo cierto es que lo consiguió, aunque a costa de ensombrecer un momento clave en la carrera de Janet que lograba, por fin, ser objetivo del foco como antes lo habían sido su Aerosmith, The Rolling Stones, Paul McCartney o su propio hermano.

La Super Bowl, mucho más que un deporte

La Super Bowl es una de las citas mediáticas más seguidas en todo el mundo. La gran final del fútbol americano es, desde hace algunos años, mucho más que un evento deportivo. Así lo demuestran los más de 180 países en los que se televisa en directo este acontecimiento en más de 25 lenguas, con una audiencia aproximada de 100 millones de espectadores.

Si nos referimos a cuestiones estrictamente económicas, llaman la atención los más de cinco millones de dólares que agencias de comunicación y firmas de los sectores más diversos abonan por cada 30 segundos de publicidad contratados en la retransmisión. Hablar de los precios de las entradas es especular pues, aunque los precios oficiales en taquilla oscilan entre los 4.000 dólares de las entradas más sencillas a los 60.000 de las zonas VIP, la reventa para la edición de este año que tendrá lugar el domingo 13 de febrero ha logrado alcanzar los 90.000 dólares.

Esa noche, los Cincinnati Bengals y Los Angeles Rams se verán las caras SoFi Stadium de Inglewood, California. Y, además del anillo de campeones y el prestigio de vencer en la final la liga nacional, cada jugador se juega ingresar algo más de 120.000 dólares que corresponden a cada miembro del equipo ganador. Eso sí, la recompensa por llegar al último partido de la temporada es algo más que un simple consuelo, ya que la plantilla del equipo que caiga derrotado percibirá unos 60.000 por cabeza.

Aunque, en contra de lo que pueda parecer, en este maremágnum de números lo que de verdad está en juego es el orgullo. En el horizonte de quienes se disputen el título sobre el verde estará el deseo de emular a los más grandes de este deporte: Tom Brady -con seis títulos- y Joe Montana, que cuenta con cuatro en su palmarés. ¿Quién será el siguiente en hacer historia?

Te puede interesar