tenía 50 años

El informe forense revela nuevos detalles sobre la muerte de Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters

Este pasado sábado el mundo amanecía con la trágica noticia de la muerte de Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters, a los 50 años. Ahora, el informe forense de la policía de Bogotá apunta al consumo de drogas como principal motivo de su muerte.

El informe forense revela nuevos detalles sobre la muerte de Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters
El informe forense revela nuevos detalles sobre la muerte de Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters // EFE

Europa FM

Madrid 27/03/2022 09:12

El mundo del rock and roll está de luto: este pasado sábado la noticia de la muerte de Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters, devastaba a algunos de los rockeros más conocidos del mundo.

El músico, de tan solo 50 años, fue encontrado sin vida en la habitación de su hotel tan solo unas horas antes de que la banda se dispusiera a actuar en el festival Festival Estéreo Picnic de Bogotá.

Desde que se dio a conocer esta trágica información, los fans de la banda no han dejado de preguntarse qué precipitó el inesperado fallecimiento del batería del grupo de Dave Grohl y ahora, el nuevo informe forense de la policía colombiana ha dado a conocer algunos de los detalles que podrían haber motivado este colapso.

Miles de fans rinden homenaje a Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters
Miles de fans rinden homenaje a Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters // EFE

Según parece, mientras a las afueras de Bogotá miles de fans se agolpaban esperando la actuación de sus ídolos en el Estéreo Picnic, al otro lado de la ciudad el propio Taylor Hawkins comenzaba a aquejarse de un profundo dolor en el pecho. Sin embargo, antes de que pudieran llegar los servicios médicos, el músico ya estaba inconsciente.

Cuando la ambulancia llegó al hotel en el que Foo Fighters se encontraba alojado, los médicos no pudieron hacer más que declarar su muerte, a pesar de los diversos intentos de reanimarlo.

Taylor Hawkins había consumido sustancias estupefacientes

Ahora, 24 horas después de que la noticia asolara al mundo de la música, parece que se revelan nuevos detalles sobre los motivos de la muerte de Hawkins.

Según apunta la prueba toxicológica practicada al cadáver mediante la orina, Hawkins había consumido 10 tipos de sustancias, entre ellas marihuana, antidepresivos, benzodiacepinas y opioides. A pesar de esto, parece que los restos encontrados no explican realmente las causas de su muerte.

Por el momento, el Instituto Nacional de Medicina Legal continúa investigando para tratar de encontrar el motivo real del fallecimiento del mítico batería de Foo Fighters. La Fiscalía, por su parte, se ha comprometido a revelar públicamente los informes forenses.

Hawkins reconocía su adicción a las drogas

Nacido el 17 de febrero de 1972 en Forth Wort (Texas), el que fue batería de Foo Fighters durante más de 25 años se convirtió en un auténtico emblema de la música internacional.

Junto a Dave Grohl, formaron una de los grupos de rock más míticos de los últimos años y en sus conciertos les pudimos ver habitualmente dejando la batería para cantar clásicos del rock como Under Pressure, de Queen y David Bowie, o Rock n' roll, de Led Zeppelin.

Sin embargo, la fama y su amistad con Dave Grohl también le acercó al consumo de las drogas. Según él mismo relató en una entrevista con The New York Times, siempre tuvo muchas inseguridades a causa del liderazgo del carismático exmiembro de Nirvana y esto también le llevó a consumir drogas con cierta regularidad: no se sentía lo suficientemente bueno.

Es por esto que, ya en 2001, Taylor Hawkins llegó a sufrir una sobredosis en Londres y pasó varios días en coma. Sobre esta experiencia, el músico estadounidense relató que había fantaseado con la idea de vivir rápido, morir joven y dejar un cadáver bonito, como Kurt Cobain.

Además, el bateria tampoco negó nunca sus adicciones al consumo de drogas e incluso llegó a reconocer que lo hacía a menudo y lo disfrutaba, aunque no siempre tenía el control.

Te puede interesar