DE CERCA

Pablo Chiapella: su mujer desde hace 17 años, su hija, su enfado con Nacho Guerreros y una amistad con Ernesto Sevilla

El actor lleva años protagonizando cine y series, pero su vocación no era la interpretación. Fue gracias a su amigo Ernesto Sevilla como se animó a probar suerte en este mundo. Además, Pablo Chiapella lleva enamorado de su mujer más de 17 años. Juntos tienen una hija.

Pablo Chiapella: su mujer desde hace 17 años, su hija, su enfado con Nacho Guerreros y una amistad con Ernesto Sevilla
Pablo Chiapella: su mujer desde hace 17 años, su hija, su enfado con Nacho Guerreros y una amistad con Ernesto Sevilla // GTRES

Europa FM

Madrid 21/06/2022 20:57

Pablo Chiapella es Chape para los amigos. Uno de los más cercanos es el humorista Ernesto Sevilla, con el que ha unido caminos tanto en su vida personal como laboral. Se conocen desde la infancia.

El actor, de 45 años, se ha hecho tremendamente popular gracias a su papel de Amador Rivas, el Cuqui, en la serie La que se avecina. Nació en Albacete pero tiene ascendencia italiana: sus abuelos eran de Turín.

Una vez terminado el instituto, se diplomó en Magisterio y se especializó en Educación Física. Lo cierto es que la interpretación no eran su vocación, pero han terminado dándole una estabilidad laboral y una gratificación enorme. Y no se le da nada mal: lleva la comedia en las venas y cada vez engrosa más su currículum con proyectos en el teatro, el cine y las series.

Tiene una hermana, Rosana, y un hermano, Carlos.

Su mujer, a la que conoció en LQSA, y su hija

La comedia de los hermanos Caballero no solo le dio la fama, también le puso en el camino a la mujer de su vida. Se trata de Natalia Puente, una joven encargada del estilismo de la serie desde la segunda temporada de LQSA, que se estrenó en 2007.

Emma García le preguntaba a Chiapella en Viva la Vida hace unos años quién estaba detrás de esos modelos de tangas tan estrechos y llamativos que suele lucir su personaje, Amador. Y claro, a Chiapella no le quedó más remedio que confesar que se trataba de su pareja.

"Los tangas los elige el departamento de vestuario. Resulta que curiosamente la chica que me elegía los tangas en la segunda temporada es mi pareja desde hace 14 años ya. Ahora tenemos a una nena que se llama Valentina que gracias a esos tangas está aquí", decía entre risas.

Han pasado ya 17 años desde que se conocieron y su hija Valentina ha cumplido los cinco. "Padre y más cositas". Esa es la frase con la que que Chiapella se define a sí mismo en su biografía de Instagram.

Un rifirrafe con su compañero Nacho Guerreros

Nacho Guerreros es Coque y Pablo Chiapella es Amador Rivas en Mirador de Montepinar. Son dos de los personajes principales de LQSA y, además, guardaban una buena relación fuera de las cámaras.

Sin embargo, un conflicto entre ellos dio un giro de 180º a su amistad. Estuvieron casi un año sin dirigirse la palabra a pesar de que grababan numerosas escenas juntos. Lo contó Guerreros en el programa de Nagore Robles.

"Yo estuve un año sin hablarme con un compañero por una tontería que podíamos haber arreglado los dos. Afortunadamente esto pasó hace muchos años y hace muchos años que volvimos a ser amigos otra vez", recordaba sin dejar de recalcar que finalmente su amistad se puso por encima de cualquier enfado.

Aseguró que Chiapella "lo pasó muy mal y yo también. Era muy desagradable querer tanto a una persona y estar con él sin dirigirnos la palabra excepto cuando tienes que compartir escena. Yo le adoro, porque nos adoramos", explicó.

"Podemos hacer un trío", la ocurrente propuesta de Nacho Guerreros a Roberto Leal y Octavi Pujades en 'Pasapalabra'
"Podemos hacer un trío", la ocurrente propuesta de Nacho Guerreros a Roberto Leal y Octavi Pujades en 'Pasapalabra' // antena3.com

Su amistad con Ernesto Sevilla desde los 9 años

Eran dos niños de apenas 9 años cuando Ernesto Sevilla y Pablo Chiapella se conocieron en el colegio. El mal comportamiento de Ernesto propició un casual encuentro. Iban al mismo colegio, pero no a la misma clase. Pablo Chiapella es un año mayor que Ernesto.

"A mí me echaron de mi clase por portarme mal y me mandaron con los mayores", recordaba Ernesto en La Noche D. Chiapella, a su lado en la entrevista, echaba la vista atrás. "Estaba yo en clase, atendiendo como siempre, tomando apuntes, cuando me lo plantan delante", dijo.

Pero Ernesto lleva puesta una gorra que le quitaba la visibilidad a su compañero de atrás, que le pidió que se girase a la derecha para dejarle ver la pizarra. "Y se giró, le vi la cara, me descojoné y desde entonces ya somos amigos para siempre", explicó Pablo entre risas.

Ernesto Sevilla y Pablo Chiapella
Ernesto Sevilla y Pablo Chiapella // antena3.com

Vivieron juntos "en un cuchitril" en Madrid

De los años de infancia pasaron a los de adolescencia y posterior juventud. Cambiaron Albacete por Madrid con la intención de abrirse paso en el mundo de la comedia, pero las cosas se complicaron nada más aterrizar en la capital. Encontrar un lugar para vivir no fue tarea fácil, y no por los precios... Se despistaban.

"Nos entreteníamos, nos surgían aventuras. Al final tuvo que venir mi padre y decirnos 'sois imbéciles'", recordó Sevilla antes de definir su humilde hogar como "un chuchitril con moqueta" en el que hicieron muchas fiestas.

"Fíjate si era un nido de mierda donde vivíamos, porque había moqueta. Y te dormías en el suelo y aparecías en la habitación", recordaron.

Fue en el año 2000 cuando se abrió paso en el mundo de la comedia gracias a sus papeles en sketches para el canal Paramount Comedy, donde formó parte de La Hora Chanante, programa que catapultó a un montón de humoristas ahora conocidísimos, omo Carlos Areces, Julián López, Raúl Cimas...

La Hora Chanante
La Hora Chanante // Paramount Comedy

También el denominado Cuarteto de Albacete, un un grupo de humoristas formado por Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Raúl Cimas y él mismo, fueron parte de "los Chanantes", que crearon personajes de lo más surrealistas y tramas tan surrealistas como desternillantes.

Te puede interesar