UNA NUEVA PAULA

Paula Echevarría se sincera: cómo vivió su maternidad pasados los 40, su relación con su hija Daniella y la fugacidad del éxito en redes

Paula Echevarría lleva 20 años sumergida en en mundo de la interpretación pero su exposición mediática empezó a subir como la espuma a raíz de su matrimonio con David Bustamante. Cumplidos ya los 44, ha formado una nueva familia con su chico Miguel Torres y fruto de su relación nació su hijo Miki.

Paula Echevarría
Paula Echevarría // GTRES

Europa FM

Madrid 22/03/2022 14:56

A sus 44 años, Paula Echevarría asegura que se encuentra en su mejor momento. Los años le han dado experiencia y perspectiva y ahora es cuando considera que tiene la cabeza más amueblada. Lo cuenta en su charla con María Porcel, periodista de El País con la que ha charlado de su vuelta al trabajo tras haber sido madre de su segundo hijo.

El pequeño Miki nacía el pasado es de abril fruto de la relación de la actriz con el futbolista Miguel Torres. El pequeño se convertía en el hermano pequeño de Daniella, la hija que tuvo con el cantante David Bustamante hace 13 años.

Paula Echevarría y Miguel Torres
Paula Echevarría y Miguel Torres // Gtres

Su segunda maternidad, muy diferente de la primera

La actriz reconoce que aunque nunca imaginó volver a ser madre pasados los 40, este segundo embarazo le ha servido para darse cuenta de las diferencias con el primero. Pocos meses después de nacer Daniella, la actriz se ausentaba para grabar series como Velvet o Gran Reserva.

"Durante ocho años de mi vida estuve metida en un plató desde las siete de la mañana hasta las siete de la tarde. No he sido una madre ausente porque he gestionado bien mis tiempos", asegura. "Había días que trabajaba de noche y llegaba a las siete de la mañana, dormía media hora, me levantaba antes solo para darle los buenos días y el desayuno y luego me volvía a acostar", recuerda sobre esa época en la que tuvo que hacer malabares para conciliar su vida familiar y laboral.

Paula Echevarría es Ana Ribera en 'Velvet'
Paula Echevarría es Ana Ribera en 'Velvet' // antena3.com

La llegada de Miki ha sido muy diferente. Con la pandemia todavía acechando a los grandes proyectos audiovisuales, la actriz ha tenido más tiempo libre para dedicárselo a su hijo. Aunque mantiene que las marcas no han dejado de llamar, ha bajado un pelín sus ritmos publicitarios y no tiene prisa a la hora de aceptar nuevos papeles. "Veremos lo que ofrecen", zanja.

Con 13 años de diferencia entre un embarazo y otro, los cambios que ha sufrido en su cuerpo han sido muy distintos. "Con Dani cogí 21 kilos; con Miki ocho, porque dejé de fumar, y otros 25 del embarazo, 33. Que me pregunten por mi peso no lo considero presión, ni machismo, ni que las mujeres tengamos que estar estupendas", dice.

Estar con su hija Daniella es una prioridad

Que su hija Daniella esté atravesando la adolescencia es una de sus preocupaciones más recientes. Una edad delicada en la que los jóvenes comienzan a querer moverse fuera de casa.

"Estar ahora con ella es más importante. Es muchísimo más difícil y menos gratificante ser madre de un adolescente que de un bebé. Yo recuerdo mis 12, 13 y mi madre me hacía mucha falta", reconoce la actriz, que descarta que la pequeña quiera dedicarse al mundo de las redes.

No le gusta que sus padres tengan esa persecucción mediática que ella misma ha vivido en sus carnes. "Para los padres que tiene, tan perseguidos, nunca se ha sentido cómoda en todo ese sarao y siempre ha querido estar en segundo plano. No le gusta ni vernos en la tele", asegura.

Cómo gestiona su contenido en las redes

Con 3, 6 millones de seguidores en Instagram, Paula Echevarría tiene muy claro cuál es el contenido que quiere ofrecer a su audiencia. Moda, tendencias y belleza son sus tres tótems.

"Yo no me veo llorando en redes, no tengo problema es mostrar cómo lloro, pero si estoy llorando en un mal día no tengo ganas; no es que prefiera contarte que todo me va bien, no. Es que si estoy jodida, estoy jodida, no me da por coger el teléfono y grabarme. Entiendo que para otras sea liberador y compartirlo sea aire fresco, pero no", manifiesta.

Además, la actriz tiene claro que no todo es dar una buena imagen. Es consiente de que el éxito en internet puede ser muy fugaz, así que aportar un valor diferencial es para ella imprescindible. "Me da miedo quien no tiene otro valor que ofrecer y solamente tiene seguidores porque está de moda en redes sociales. Y las modas vienen y van", apunta.

Te puede interesar