su nuevo presente

¿Qué ha pasado con Supersubmarina? Cómo están y qué hacen los miembros de la banda

Hace ahora seis años que un accidente de carretera conmocionó al mundo de la música. Los cuatro integrantes de Supersubmarina sobrevivieron a la fatal colisión, pero no han vuelto a subirse juntos a un escenario, aunque la música no les ha abandonado.

👉 El día que Cristina Pedroche cantó con Supersubmarina en el Sonorama Ribera

Supersubmarina
Supersubmarina // EFE

Juana Ávila

Madrid 15/08/2022 10:38

El 14 de agosto de 2016, la banda jienense Supersubmarina sufrió un grave accidente de tráfico. Un choque frontal en el kilómetro 168 de la N-322 cuando regresaban a Baeza tras un concierto en el Medusa Sunbeach Festival de Cullera (Valencia) paralizó sus vidas durante meses y truncó su exitosa carrera musical.

Tras días de incertidumbre, el 30 de agosto, su oficina de management emitió este comunicado antes los miles de mensajes de fans, compañeros y medios de comunicación que mostraban su preocupación por el estado de salud de José Chino, Jaime, Pope y Juanca.

“Los componentes de Supersubmarina afrontan una nueva semana, en sus respectivas fases de recuperación, tras el accidente sufrido el pasado domingo 14.

Al alta médica de Fran (road manager) se sumaba el jueves la hospitalaria de Pope, bajista del grupo, para continuar en casa con la recuperación y rehabilitación de pierna y brazo, proceso que le llevará aún unos meses.

Jaime (guitarra) fue operado de brazo y pierna el jueves y viernes, respectivamente, y el resultado de ambas intervenciones es satisfactorio, aunque tendrá que esperar unas semanas aún para poder abandonar el hospital.

Jose “Chino” (cantante) y Juanca (batería) continúan en la UCI y ya han empezado a reducir la sedación a ambos, respondiendo los dos de forma positiva a diferentes estímulos.

En general, el cuadro médico de los tres es alentador, así como sus fases de recuperación, insistiendo en mantener toda la cautela que todavía requiere la situación.

Esta es una semana importante para controlar y afianzar dichos cuadros. Seguiremos informando de las novedades que se produzcan”.

Aunque seis años después de aquella fatídica noche, todos parecen haber recuperado cierta normalidad en sus vidas, el camino hasta aquí no ha sido fácil para ellos: han sido meses —y años— de hospital, quirófano y secuelas aún no superadas.

Chino y su reencuentro con la vida

Desde el principio, lo que más preocupó fue el estado de salud de Chino, vocalista y guitarra de la banda, que sufrió un traumatismo craneoencefálico y una contusión abdominal a consecuencia del golpe que le mantuvo durante unas semanas en la UCI. Tras abandonar el hospital de Jaén, continuó su recuperación en una clínica especializada de Madrid.

Durante mucho tiempo, poco o nada se supo de él, salvo alguna aparición aislada en redes sociales. Hasta que un año después, él mismo fue el que publicó una foto en Instagram anunciando su vuelta a la ‘normalidad’, aunque aún le esperaban meses de tratamiento.

La música no le ha abandonado en todo este periodo, Chino no se ha vuelto a subir a un escenario, pero sigue disfrutando de ella como fiel aficionado. El pasado 22 de julio no se perdió el concierto de Serrat en Úbeda.

Ni se resistió al Mad Cool, donde se encontró con una amiga, la periodista Mónica Carrillo, encantada con el reencuentro.

Juanca, de nuevo en el escenario

Fue Juanca el último en salir de la UCI y abandonar el hospital más de dos meses después por dos fortísimos golpes, uno en la cabeza y otro en el abdomen.

Poco a poco fue recuperando la normalidad en su vida y una año después anunció feliz la creación de su propio estudio de grabación, Haleluya Music Studio, y se abrió camino como DJ.

En mayo de 2018 dio un paso importante en su vida personal: decidió pasar por el altar al tiempo que comenzaba a gestar otro proyecto musical que vería la luz un año después. Juanca y su hermano tenían nueva banda: Melifluo.

El nuevo grupo de Juanca tocó el pasado 22 de julio en el festival No Sin Música Fest de Cádiz.

Jaime, reiniciando la vida

El guitarrista de Supersubmarina tardó unas semanas en dejar el hospital tras el accidente, pues tuvo que pasar por quirófano dos veces: una por el brazo y otra por la pierna. Pero, lamentablemente, ese sería solo el inicio de un duro camino.

“Hace tres días entré de nuevo a quirófano, y ya van treinta y tantas veces (o cuarenta y tantas, he perdido la cuenta, la verdad) que lo hago desde que tuvimos el accidente el 14 de agosto de 2016. Esta vez, me han colocado un fijador híbrido externo en mi tibia derecha para intentar vencer una pseudoartrosis que me acompaña desde entonces. Estará pegado a mi cuerpo al menos cuatro meses. Esta operación supone volver a empezar prácticamente de cero”, explicaba Jaime en Instagram hace dos años.

A pesar de todo, su amor por la música perdura y hace solo unos días, Chino y él fueron espectadores de excepción en el concierto que Dani Martín ofreció en Úbeda. Durante ese recital, el cantante homenajeó al grupo versionando Viento de cara.

Pope, reinventarse es posible

Dentro de la gravedad del accidente, Pope fue el que mejor salió y el primero de ellos en abandonar el hospital, a los 16 días. Eso sí, la recuperación siguió fuera durante meses.

A los dos años, Pope comenzó a tocar con algunos grupos aunque decidió volcar la mayor parte de sus esfuerzos en otras facetas artísticas: diseño, fotografía y vídeo. Así, se ha convertido en el fotógrafo ‘oficial’ de Melifluo.

Mientras los fans de la banda siguen soñando con volverles a ver tocando, el regreso de los cuatro a los escenarios como Supersubmarina no parece que vaya a ocurrir en un futuro cercano. “Volveremos a encontrarnos con todos, de eso estoy seguro”, decía Pope a los pocos meses del accidente. Y quizá algún día, en una de sus reuniones, en una de sus quedadas para ensayar juntos, den el paso y anuncien ese primer concierto que prometieron ofrecer en Baeza al regresar.

Te puede interesar