LLEGA EL HORARIO DE VERANO

Cambio de hora de verano: qué día es, a qué hora y cómo nos afecta

Con la llegada de la primavera llega también el paso del horario de invierno al de verano. Los relojes se adelantan una hora este fin de semana —el domingo, a las 02:00 serán las 03:00—, un cambio que puede tener efectos perjudiciales en nuestro estado de ánimo. Te contamos por qué.

Europa FM
  Madrid | 27/03/2021
Un reloj
Un reloj // Pixabay

Los cerezos ya están en flor, la primavera empieza a brotar después de un invierno gélido y toca adelantar los relojes para adaptarlos al horario de verano.

Este fin de semana dormiremos una hora menos pero tendremos más horas de luz solar.

Cuándo se cambian los relojes

En la madrugada del sábado 27 al domingo 28 de marzo, a las 2:00 horas serán las 3:00. Así, el domingo tendrá "una hora menos". Los dispositivos electrónicos harán el cambio de manera automática, pero los relojes analógicos habrá que cambiarlos de manera manual.

Por qué hay que hacer este cambio

Este cambio horario se realiza en todos los países de la Unión Europea con el objetivo de aprovechar la luz natural del día y contribuir así al ahorro energético de millones de hogares.

A partir de este domingo 28 de marzo amanecerá y anochecerá más tarde.

Cómo nos afecta el cambio horario

Este adelanto de 60 minutos en los relojes puede tener consecuencias negativas para nuestro estado de ánimo. Los niños son los que más sufren este cambio ahora en verano, ya que las horas de luz les mantienen despiertos hasta más tarde, lo que rompe la rutina del invierno y altera también el sueño de los padres.

Entre otros síntomas se encuentran la fatiga, un estado de ánimo deprimido, la dificultad para dormir o sueño excesivo, cambios en el apetito, sentirse inquieto, dificultades para concentrarse o híper sensibilidad, algo que debería de ir amainando una vez hayan pasado 24 horas desde el cambio de hora.

Cansancio title=
Cansancio // Pixabay

"Las personas tenemos una especie de reloj biológico que viene regulado, entre otras cosas, por la luz del día, que favorece esa regularidad en los ciclos de vigilia y de sueño en nuestro cerebro", asegura María José Acebes, profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC a la agencia EFE.

La experta explica que este reloj biológico se desajusta cuando "sufre un cambio de hora brusco, en los viajes o con el cambio de hora" y por lo tanto "necesita un periodo de adaptación".