¡BRINDEMOS POR UN FELIZ 2022!

¿Cuáles son las diferencias entre cava, champán y espumoso y en qué zonas de España se producen?

Una buena cena de Fin de Año no puede terminar sin un brindis de cava, champán o algún vino espumoso. Unas bebidas muy similares entre sí, pero con sus matices particulares. ¿Sabes en qué se diferencian? Te lo contamos en Europa FM.

¿Cuáles son las diferencias entre cava, champán y vino espumoso?
¿Cuáles son las diferencias entre cava, champán y vino espumoso? // Pixabay

Inés Romero

Madrid 31/12/2021 12:04

El cava, el champán y, en general, los vinos espumosos son las bebidas más demandadas en Navidad. Descorchar una de estas botellas siempre es sinónimo de celebración. Pero todos los años se repite la misma historia. Cuando estamos en el supermercado, no sabemos muy bien cuál elegir porque no conocemos realmente en qué se diferencian.

Aunque puedan parecer muy similares, lo cierto es que cada una de estas bebidas tiene sus matices particulares y los brindis con nuestros familiares y amigos no van a ser iguales en función de cuál elijamos. Por ello, en Europa FM te explicamos cuáles son las principales diferencias entre el cava, el champán y los espumosos y dónde se producen.

Cava, champán y espumosos: diferencias en su elaboración

Lo primero de todo es saber qué son los vinos espumosos. La empresa especializada en distribución de bebidas En copa de balón los define de la siguiente manera: “Los vinos espumosos o espumeantes se crean gracias a una segunda fermentación, donde el CO2 que se libera no puede escapar del recipiente en el que se produce y se disuelve con el líquido”.

La organización subraya la importancia de no confundir los vinos espumosos con los gasificados. “En los vinos gasificados, el gas se les añade de manera artificial, al contrario que en los espumosos, cuyo gas proviene del propio vino”, añade.

"En los vinos gasificados, el gas se les añade de manera artificial, al contrario que en los espumosos, cuyo gas proviene del propio vino"

Una vez se tiene claro esto, se puede afirmar que tanto el cava como el champán son dos tipos de vinos espumosos y los dos se elaboran de la misma manera. Ambos emplean el método tradicional o el también llamado método champenoise. Es el considerado de mayor calidad y, como se ha mencionado anteriormente, está basado en una doble fermentación. En copa de balón lo cuentan con más detalle.

“El punto de partida de este método son vinos con menos de 11 grados de alcohol, a los que se les añade una mezcla de azúcares y levaduras naturales. A continuación, se llenan las botellas con el líquido, se cierran y se trasladan a las cavas para que se produzca la segunda fermentación”, explican.

Este no es el único método de elaboración de vinos espumosos que existe, pues hay que mencionar el conocido como charmat, ideado en 1916 por Eugène Charmat. Desde Bodegas Larre señalan que “se creó para reducir los costes”, pero el resultado es “de buena calidad”. Así pues, los vinos que se han hecho de esta forma son espumosos, pero no son ni champán ni cava.

Entonces, si los vinos espumosos se distinguen del champán y del cava por su método de elaboración, ¿cuál es la diferencia entre el champán y el cava?

Champán vs. cava: diferente denominación de origen

Tanto el champán como el cava tienen el mismo método de elaboración, pero eso no significa que sean bebidas iguales. Una de las principales diferencias es la denominación de origen.

Por un lado, el champán (en francés, champagne) es propio de Champaña, una región francesa situada al nordeste del país. Está protegido por una Denominación de Origen dentro de la Unión Europea. . Esto quiere decir que solo se puede llamar champán a los vinos que procedan exclusivamente de este lugar. No obstante, este término se suele asociar a cualquier vino espumoso, aunque debemos saber que esto es un error.

Por otro lado, el cava está protegido por la Denominación de Origen del Cava, que se estableció en 1986 y en la que se incluyen varias zonas de España. A partir de ese momento, la Unión Europea lo reconoció como un Vino Espumoso de Calidad Producido en una Región Determinada.

¿En qué zonas de España se produce cava?

El cava tiene sus orígenes en la zona vitivinícola del Penedès, concretamente en el municipio de San Sadurní d’Anoia (Barcelona). Con el paso de los años, la producción de este tipo de vino espumoso se fue expandiendo. Actualmente, se pueden distinguir cuatro zonas en España donde se elabora cava, integradas por 159 municipios. Asimismo, en 2020 se aprobó la delimitación del origen de los cavas mediante subzonas.

Comtats de Barcelona

Comptats de Barcelona, en Cataluña, es la zona que concentra más del 95% de la producción de cava, según la web de la denominación de origen. Las primeras botellas se empezaron a elaborar en 1872.

Las subzonas de Comptats de Barcelona son:

  • Valls d’Anoia-Foix (Barcelona y Tarragona)
  • Serra de Mar (Barcelona)
  • Conca del Gaià (Tarragona)
  • Serra de Prades (Tarragona)
  • Pla de Ponent (Lleida)

Valle del Ebro

La zona Valle del Ebro está formada por municipios próximos a este río, de ahí su nombre. Está divida en dos subzonas, teniendo en cuenta su localización y sus condiciones microclimáticas:

  • Alto Ebro (Álava, La Rioja y Navarra)
  • Valle del Cierzo (Zaragoza)

Viñedos de Almendralejo

Viñedos de Almendralejo es la parte más meridional y occidental de la Denominación de Origen del Cava. Está constituida por la localidad de Almendralejo, en la comarca de Tierra de Barros (Badajoz).

Zona de Levante

La zona de Levante, nombre que aún está por determinar, está constituida por el municipio de Requena, ubicado en el interior de la provincia de Valencia.

Champán vs. cava: diferente tipo de uva

Otra de las diferencias entre el champán y el cava es que cada bebida utiliza una variedad de uva diferente. Para el champán, el tipo de uva más habitual, tal y como se indica en la página web del Comité Champagne, es chardonnay (representa un 30% de la superficie), pinot meunier (32% de la superficie) y pinot noir (38% de la superficie). En cambio, para el cava, Cristina Alcalá, especializada en enología y viticultura por la ETSI Agrónomos de Madrid y con más de 20 de experiencia años en el sector, comenta que las variedades blancas autorizadas son Macabeo, Xarel·lo, Subirat Parent y Parellada. En uvas tintas, para los cavas rosados, Alcalá destaca trepat, monastrell y garnacha tinta.

El tipo de uva también marca la diferencia entre el champán y el cava title=
El tipo de uva también marca la diferencia entre el champán y el cava // Pexels

Champán vs. cava: diferencias en el clima y en los suelos

El clima y los suelos son también dos factores determinantes para diferenciar el cava del champán.

Champaña, donde se produce el champán, se ubica al norte de Francia. En esta zona hay un clima continental, donde las condiciones son mucho más frías y extremas. Además, los suelos de la región francesa se caracterizaron por ser pobres en sustrato. Todo esto hace que el resultado del vino sea más ácido.

Nada tiene que ver con el clima mediterráneo, propio de las zonas de España donde más se produce cava. En este caso, hay más cantidad de sol a lo largo del año, los inviernos son más suaves y los veranos son moderadamente calurosos. En cuanto a los suelos, en Cava & Co! afirman que son calizos, ni muy arenosos ni muy arcillosos, con capas de sedimentos, buena permeabilidad y retención de agua.

Sin embargo, cabe que recordar que en el territorio nacional hay diversas zonas dedicadas a la producción de cava, muy diferentes unas de otras. Por lo tanto, dentro del propio país habrá matices. En cualquier caso, estas condiciones dan lugar a unos vinos mucho más dulces y afrutados

Champán vs. cava: diferencias en el precio

Por último, una de las diferencias más destacables es el precio. Por norma general, el cava suele ser un vino espumoso más barato y mucho más accesible para todos los bolsillos. Se pueden encontrar en el mercado botellas que rondan los 6 euros. Algo bastante complicado en el champán, puesto que los más económicos se sitúan por encima de los 15 euros.