Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

¡CUIDADO!

Las prendas que pueden perjudicar seriamente a la salud de las mujeres

Abusar de determinadas prendas y complementos puede, a largo plazo, afectar gravemente a la salud de las mujeres. Las principales consecuencias son: dolor de espalda y de cuello.

@europa_fm | Madrid | 20/03/2017

Las prendas que pueden perjudicar seriamente a la salud de las mujeres

Las prendas que pueden perjudicar seriamente a la salud de las mujeres / Agencias

La Asociación Británica de Quiroprácticos informa en uno de sus estudios, que el 73% de las mujeres que ha sufrido recientemente dolor de espalda puede ser a causa de su vestuario.

Entre las prendas más "perjudiciales" se encuentran en primer lugar los vaqueros ajustados. Los famosos 'skinny jeans' dificultan, si se abusa de ellos, la circulación de la sangre en las caderas y las rodillas. Llevar este tipo de pantalones durante varias horas hace que nuestros músculos se hinchen, por lo que los expertos recomiendan no ponérselos a diario, usar la talla correcta y caminar lo máximo posible.

Según informa la Asociación Británica de Quiroprácticos, los bolsos grandes también pueden resultar perjudiciales. El hecho de colgar sólo de un hombro y poder cargar una cantidad de peso considerable en su interior hace que la postura corporal se incline hacia un lado. Para evitar esto, además de desprenderse de todo lo innecesario, es esencial dejar, en la medida de lo posible, el bolso en el suelo.

Debido al peso, los abrigos con grandes capuchas pueden causar igualmente dolor de espalda.

Entrenando con tacones

Entrenando con tacones / Getty Images

Finalmente, en el ránking de prendas y complementos que afectan a la salud de las mujeres, se encuentran los tacones. Además de producir hinchazón de pies y juanetes, los tacones elevados hacen que las rodillas y las caderas queden flexionadas, alterando por completo la postura natural. De esta forma, contribuyen, si se abusa de ellos, a curvar la espalda.

Para evitar todo este tipo de daños, la Asociación Británica de Quiroprácticos insiste en que no hace falta descartar por completo estas prendas y complementos, sino que lo esencial es evitar abusar de ellos.

¡Apuntaos esto chicas!

Últimas Noticias