Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

MUCHA HIDRATACIÓN

4 sencillos trucos para sobrevivir y aliviar los síntomas de la resaca

Tener una gran vida social es peligroso: Cenas, comidas, reuniones con amigos... y para disfrutarlas, a veces es inevitable disfrutar de un buen vino o un par de cervezas. Por eso, estaría bien que tomases nota de estos pequeños trucos para que al día siguiente no sientas que en vez de copas, has bebido agua de floreros.

@europa_fm | Madrid | 15/12/2017

Ojo a lo que comes estando de resaca...

Ojo a lo que comes estando de resaca... / Flickr

Seguro que en tu tiempo libre quieres despejarte rodeado de amigos o familiares en comidas que se alargan hasta la noche o cenas que terminan con el amanecer. Y como es normal, cualquier comida o cena que se precie se riega con algo de cerveza, vino y las posteriores copas. Y claro, tú ya nos estás para estos saraos. Ya no sales tanto como lo hacías con veinte años, así que para ti beber una noche significa morir en vida al día siguiente.

Por eso mismo, existen un par de recomendaciones (que no milagros) para que la resaca no se convierta en tu peor enemigo. Eso sí, tienes que ser consciente y no saltarte ningún paso. De lo contrario, cuando te levantes, la resaca estará ahí.

1. Antes de empezar a beber:

Prevenir es la mejor solución porque si empiezas mal, no hay vuelta atrás. Es muy importante que tengas el estómago lleno antes de empezar con el vino y las copas. Así, los alimentos absorben en alcohol y este no daña tanto el hígado. Opta por alimentos saludables y descarta los fritos y las grasas saturadas. Además, si estás "repleto" de comida, el cuerpo insconscientemente te pedirá menos alcohol. También es muy importante que bebas agua antes de empezar la faena, así el cuerpo estará más hidratado y no sufrirá tanto la posterior deshidratación que provoca el alcohol.

2. Durante la charanga:

¡Cuidado con mezclar muchos tipos de alcohol! Elige uno y que este te acompañe durante toda la noche porque si bebes ron y ginebra a la vez... tu cuerpo experimentará la peor resaca de su vida.

3. Cuando llegas a casa:

Bebe mucha agua. Deja a la vista una botella de agua grande y que esta se convierta en tu mejor amiga durante toda la noche. Recuperar la hidratación perdida es lo más importante para evitar el dolor de cabeza al día siguiente.

4. El día después:

Sí, sabemos que lo que más te apetece nada más despertarte es una buena pizza grasienta o una hamburguesa en su defecto. Pero no, eso no es lo más recomendable para dejar de sentirte como un trapo. Opta por comer como lo harías un día normal: un plato completo, frutas, verduras... cuanto más fresco, mejor. ¡Ah! Y aunque seguro que has escuchado alguna vez ese falso mito de que una cerveza cura la resaca... no hay nada más lejos de la realidad. El agua es y será tu mejor aliado.

Últimas Noticias