rostro muy reconocible

Quién es Jamie Lee Curtis: musa de Halloween, sus problemas con el alcohol y su título de baronesa

Jamie Lee Curtis se ha convertido en un icono al hablar de cine de terror. Ahora, protagoniza Halloween: El final, la última película de la popular saga Halloween.

Jamie Lee Curtis
Jamie Lee Curtis // Gtres

Europa FM

Madrid 27/09/2022 20:30

Hay actores que por muchas películas y géneros prueben, siempre serán reconocidos por un personaje concreto, como le ocurre a Jamie Lee Curtis. Con más de 30 años de trayectoria profesional, la actriz ha destacado por su papel de Laurie en la saga Halloween, huyendo del terrorífico Michael Miyers.

Pero más allá de lo que se cree, Jamie ha estado trabajando en muchos géneros distintos, pasando de la comedia al cine adolescente.

Hija de dos actores de renombre internacional

Jamie Lee Curtis proviene de una familia de artistas, por lo que desde muy pequeña estuvo cerca del cine. Su padre era Tony Curtis, un actor muy popular que protagonizó incontables películas como Con faldas y a lo loco (1959) o Espartaco (1960). Mientras, su madre, Janet Leigh, también tuvo la misma profesión y fue el papel principal de Psicosis (1960).

Siempre fue animada a probar suerte en esta industria, aunque es cierto que su relación su madre no fue la mejor, tal y como contó en Fotogramas: "Nunca hablamos de ello porque estábamos un poco distanciadas pero mi madre siempre quiso que sacase a relucir mi lado más divertido".

La auténtica 'reina del grito'

Con solo 18 años, la joven ya consiguió su primer papel en un episodio de la serie Colombo y con 20, obtuvo el papel protagonista en una película de terror, Halloween. Interpretó el papel de Laurie Strode, la persona que era perseguida por Michael Myers, pero que su inteligencia le permitía escapar.

La película se convirtió en una saga y durante varios años estuvo al frente de muchos filmes, lo que la consagró como una musa del terror o 'reina del grito'.

Parece una ironía, ya que ella misma confesó que odia este género: "Odio las películas de miedo, ¡no las veo! ¡Hasta lo paso fatal con las películas de Disney! Así que me parece muy divertido que se me reconozca por una y por el papel de Laurie Strode".

Pero Jamie tiene muchos más registros y durante estos 40 años años se ha recorrido todos los géneros. En 2001, fue la protagonista de Freaky Friday junto a Lindsay Lohan, una increíble comedia adolescente que le permitió ser nominada a los Globos de Oro.

Sus preocupantes problemas con el alcohol y las pastillas

Sobre su vida personal, ella nunca ha escondido nada y ha hablado de su familia y su salud de una forma muy natural. Durante muchos años, Jamie tuvo grandes problemas con la bebida y las pastillas a raíz de una operación de cirugía estética a la que se sometió: "Todo comenzó porque en un rodaje alguien dijo que tenía demasiadas bolsas en los ojos. Tras esa película fume hice una cirugía plástica de rutina para eliminar esas ojeras. Me dieron Vicodin como analgésico para algo que no era realmente doloroso y empecé a tomarlo de forma regular hasta estar enganchada", reconoció a los medios en su momento.

"Yo era la adicta a las drogas. Nunca lo hice cuando trabajaba. Nunca, nunca tomé analgésicos a las 10 de la mañana. Era por la tarde y temprano en la noche. Me gusta referirme a eso como la sensación de baño caliente de un opiáceo. Perseguí esa sensación durante mucho tiempo", explicó para The Recovery Issue.

La actriz confesó que se dio cuenta de su adicción cuando un amigo suyo la vio mojar pastillas en vino para tomarlo junto, sin embargo, con mucha ayuda consiguió salir de ahí en 1999 y en 2021 compartió un post en Instagram en el que anunciaba que llevaba 22 años sobria.

"Con la gracia de Dios y el apoyo de muchas personas que pudieron identificarse con todos los 'sentimientos' y un par de ángeles sobrios ... he podido mantenerme sobria, un día a la vez, durante 22 años", señaló muy orgullosa.

Su familia: su marido barón y sus dos hijas

La actriz está casada desde 1984 con Christopher Guest y su historia de casi de película. Con 25 años, vio a Christopher en una revista y le dijo a una amiga suya que se quería casar con él, a lo ella le respondió que conocía a su manager. Jamie le mandó un mensaje pero nunca hubo respuesta.

Jamie Lee Curtis y Christopher Guest
Jamie Lee Curtis y Christopher Guest // Getty Images

Varios meses después, coincidieron en un restaurante y ella se atrevió a saludarle, aunque sin resultado, pero a los días él le devolvió la llamada. Tras cuatro meses de relación, la pareja se casó.

En 1996, falleció el padre de Christopher, así que él heredó el título de barón Haden-Guest del condado de Essex (Inglaterra). Directamente, ella se convirtió en baronesa, concretamente en Lady Haden-Guest.

Querían tener hijos, pero por problemas de infertilidad, adoptaron en 1986 a una niña llamada Annie. En 1996, falleció un amigo suyo dejando un niño huérfano Thomas, y decidieron adoptarlo también.

La actriz reveló en 2021 que su hija era trans y quería que la llamaran Ruby, así que ella mostró le todo su apoyo: "Hablo un nuevo idioma, estoy aprendiendo nuevas palabras y una terminología nueva para mí". "Sé que cometeré errores, pero espero que no sean muy gordos", reflexionó.

En definitiva, Jamie Lee Curtis no solo es una actriz increíble, sino también destaca por su radiante personalidad y trato con su familia.

Por ahora, podremos verla una última vez como musa de Halloween.