Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SUCESO EN CHINA

Hospitalizado un niño de 4 años después de que una mujer le hiciera la zancadilla

Según el diagnóstico de los médicos, el pequeño, que padece un defecto cardíaco, sufrió una conmoción cerebral leve a causa de la caída y tuvo que estar hospitalizado durante dos días.

@europa_fm  | Madrid | 26/04/2018

Hospitalizado un niño de 4 años después de que una mujer le hiciera la zancadilla

Hospitalizado un niño de 4 años después de que una mujer le hiciera la zancadilla / Youtube

Todo ocurrió en un restaurante chino. La mujer disfrutaba del almuerzo con su pareja cuando el niño, al parecer, comenzó a incomodarlos. Las cámaras de seguridad del establecimiento grabaron cómo el pequeño entra corriendo en el local, empujando unas cortinas de plástico que casualmente golpean a la mujer, derramando parte de su comida.

La pareja llama la atención al niño, pero este los ignora; motivo por el cual la mujer, según ha declarado ella misma, optó por darle "una lección" porque estaba "molesta".

Cuando el pequeño volvió a pasar corriendo por su lado, la agresora le hizo la zancadilla, estiró su pierna y el niño tropezó y cayó al suelo de bruces. Sin embargo, lo que más ha indignado de este vídeo es la ausencia de arrepentimiento en la mujer, que ni siquiera se acerca mientras está tendido en el suelo.

La madre del menor se levantó corriendo y al comprobar que estaba conmocionado decidió llevarlo a un hospital, donde tuvo que estar ingresado durante dos días. Según los informes médicos al pequeño, que sufre un defecto cardíaco, se le diagnosticó una conmoción cerebral leve a causa de la caída.

Tal y como informa un diario local citado por 'South China Morning Post', la madre del niño revisó las imágenes de las cámaras para comprobar qué había ocurrido exactamente y tras ver con sus propios ojos la fechoría de esa mujer decidió llamar inmediatamente a la policía. "La policía dijo que la detendrían durante 10 días y le castigarían con 1.000 yuanes (aproximadamente 130 euros), pero que está embarazada de siete meses", explicó.

La agresora, como recoge 'Shanghaiist', prefirió entregarse ella misma a la Policía y pidió disculpas a la familia del niño, además de correr con todos los gastos de médicos.

 

Últimas Noticias