Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

AHORA AYUDA A OTROS A HACER LO MISMO

Una madre asegura que ha conseguido más de 550 euros vendiendo los juguetes viejos de sus hijos en eBay

Natalie Reynolds, una joven madre, asegura que ha conseguido más de 550 euros (500 libras) al vender los juguetes viejos de sus hijos en el portal de compra venta eBay.

Europa FM
  Madrid | 24/06/2019
Un montón de peluches

Un montón de peluches / Pixabay

Natalie Reynolds, una joven inglesa, tiene dos hijas. Sofía, de solo 20 meses, y Mimi, de 4 años. La madre se las apaña como puede para conseguir ahorrar lo máximo, y su idea de vender los juguetes viejos de sus pequeñas en eBay triunfó tanto que ahora se dedica a ayudar a otros padres a sacar beneficio de los juguetes de sus hijos.

La joven de 36 años se llevó una gran sorpresa cuando se dio cuenta de que los juguetes de sus hijas se podían vender a buen precio, ya que estaban casi nuevos. Además, los artículos que pertenecen a películas infantiles tienen mucho más valor.

"En ese momento decidí convertir mi cuenta de Instagram en un medio para motivar a otros padres, compartiendo consejos de venta y trucos sobre cómo aprovechar al máximo los artículos no utilizados en el hogar para publicarlos en eBay", cuenta la joven al The Sun.

Sus consejos para vender más pasan por describir de la mejor manera posible el artículo. "Hay que ser específico con las descripciones. En lugar de describirlo como 'carro de juguete' es mejor poner la marca, el color y la condición", explica. Además, asegura que los juguetes clásicos, como el Paddington Bear, son muy buscados por coleccionistas.

"Piense estratégicamente. Las grandes marcas como Disney se venden muy bien. ¡He ganado 500 libras en un mes vendiendo juguetes en eBay!", dice ella en sus redes sociales.

Sobre los objetos que no quiere vender, la joven cuenta que los guarda en una caja. "Guardo una pequeña caja de recuerdos que es suficiente. Creo que es mucho más importante poder permitirse el lujo de crear nuevos recuerdos", dice.