Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN ESTADOS UNIDOS

Una niña de 4 años finge estar dormida para evitar que su propio padre la asesine

Mientras el padre de familia asesinaba a su futura mujer y a su hijo de 15 años, la hija pequeña, con tan solo 4 años de edad, fingió estar dormida en una de las habitaciones para así evitar que acabase también con su vida.

@europa_fm | Madrid | 26/02/2018

Como detectar apnea del sueno en ninos y estimar su severidad

Como detectar apnea del sueno en ninos y estimar su severidad / Sinc

Los hechos ocurrieron en el barrio de Bellefontaine Neighbors, en Misuri (Estados Unidos). Al parecer, la policía recibió una llamada que alertaba de que se había producido un triple asesinato en una vivienda de dicho barrio.

Según la cadena de televisión FOX, cuando la policía llegó al lugar de los hechos se encontraron con tres cadáveres: el de Dornubari Dugbor, un hombre de 31 años; el de su futura mujer, Katrina Banks; y el del hijo mayor, de 15 años.

Tal y como ha revelado este medio, las autoridades encontraron el cuerpo del hombre sentado en el sofá, con el móvil en la mano, y con una herida de bala; motivo por el cual los investigadores creen que podría haberse suicidado tras asesinar a su hijo y a su prometida. Pero lo más impresionante de toda esta historia es que cuando la policía registró el domicilio, se encontró a una niña de 4 años en una de las habitaciones, haciéndose la dormida.

Según el jefe de policía, Jeremy Ihler, las primeras hipótesis apuntan a que la hija menor estuvo presente durante el asesinato de su madre y su hermano. El agente ha declarado que seguramente la pequeña se encontró con el cadáver sin vida de su madre, y el padre le ordenó inmediatamente encerrarse en una habitación y hacerse la dormida.

La pequeña fue trasladada al centro médico y, tras comprobar que se encontraba en perfecto estado de salud, fue dada de alta y entregada a sus familiares directos.

"Ella estaba lo suficientemente cerca del lugar del crimen. Escuchó los disparos y escuchó la reyerta entera. Me imagino que un niño de 4 años va a tener miedo de por vida. Lo siento mucho por ella", ha asegurado Jeremy Ihler en la rueda de prensa ofrecida para los medios americanos.

Últimas Noticias