Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

INOLVIDABLE

"Somos Hacienda, su boda está embargada", la Agencia Tributaria irrumpe en una boda en Badajoz

Una boda puede salir mal por un montón de cosas, pero la menos usual es que se presenten en el enlace dos agentes de la Agencia Tributaria y otros dos de la Guardia Civil. Los novios todavía tienen el disgusto en el cuerpo.

Europa FM
  Madrid | 19/06/2019

Que dos agentes de la Agencia Tributaria se presentasen en su boda es algo que probablemente no olvidarán. Cuando la novia se encontró en el lugar reservado para cambiarse a dos hombres con ordenadores, pensó que se habían equivocado. Pero no. "Somos de la Agencia Tributaria. Hemos venido a embargar su boda", dijeron, según informa HOY.

A partir de ahí comenzó la pesadilla de los novios. Aunque no iban buscándolos a ellos, todavía tienen el susto en el cuerpo y la tarta sin servir. La presencia de los inspectores se debía a la deuda fiscal con Hacienda de la empresa que servía el catering, y los agentes estaban allí para avisar a los novios de que no debían pagar a la empresa, sino directamente a Hacienda, para comenzar a saldar la deuda. "Estás a tope de felicidad y te ponen en el infierno", aseguró el novio.

"No entiendo la agresividad de ir a la boda, hablar con nosotros, llamar a la Guardia Civil… Podían notificarnos, como lo han hecho luego por escrito y por email, que no debíamos pagar a la empresa porque quieren que hagamos el pago directamente a Hacienda como acreedores. Perdimos servicios, por no hablar del daño moral", explicó el novio cuando todo se calmó.

"Me senté y pensé que era una broma. Tenemos amigos que organizan eventos, conocen actores y estaba escuchando y pensando: me lo estoy creyendo, pero esto es una broma", explicó el novio. "Solo les pedíamos arreglarlo el lunes, pero nos decían que no y nos repetían lo mismo de nuevo, lo de la empresa", añadió su mujer.

Así, con esta serie de catastróficas desdichas, la celebración perdió su esplendor. La tarta quedó sin servir, el aire acondicionado no funcionaba, no pudieron repartir los regalos y por si fuera poco, la Guardia Civil obligó a la novia a salir de su baile nupcial. Los inspectores de Hacienda los habían llamado porque, según el citado medio, algunos se negaron a dar datos que los agentes pedían.

Los novios han decidido reclamar a Hacienda los daños por irrumpir en su banquete.

Últimas Noticias