Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

MADE IN SPAIN

Así son las bragas que prometen terminar con los tampones y compresas

¿Te imaginas no tener que volver a comprar un solo tampón en toda tu vida? La verdad es que, a la larga, el público femenino se ahorraría una importante cantidad de dinero anual. Cocoro es el nombre de unas bragas muy diferentes al resto. Son capaces de absorber el flujo menstrual. Parece magia, pero es tecnología.

@europa_fm | Madrid | 17/11/2016

Bragas para la menstruación

Bragas para la menstruación / Cocoro

Tener la regla es caro. Mas allá de los dolores menstruales, tener la regla obliga a muchas mujeres a comprar tampones y compresas, unos productos que deberían catalogarse de primera necesidad pero, en realidad, son productos "de lujo".

De este modo, el impuesto que grava estos productos es de un 10%, en lugar del 4% de los bienes de primera necesidad, como son la leche y el pan. Como si pudiéramos renunciar a esos días, igual que renuncias a una cena en un buen restaurante. Porque tener la regla no es una decisión personal. Es más bien una obligación de nuestra naturaleza.

Pero un nuevo producto español podría revolucionar este sistema y cambiar la forma de asumir esos días de regla: Cocoro.

Cocoro es el nombre de unas bragas de tela. Son finas, lavables y totalmente reutilizables. ¿La novedad? Son capaces de absorber el flujo menstrual. Así, podrás olvidarte de las compresas para siempre.

El tejido de las Cocoro es hidrófugo, hidrófilo, antibacteriano y transpirable. Osea que son absorbentes, no huelen y son respetuosas con el cuerpo. Sí, parece magia, pero es ciencia (y tecnología).

Aunque existen productos similares en Estados Unidos y Australia, todavía no se encuentran en Europa. Esto hace que Cocoro y sus creadoras españolas se hayan convertido en pioneras en su desarrollo en nuestro continente.

Para poder hacer realidad este proyecto, sus creadoras necesitan 21.560 euros para que las mujeres por fin puedan tener una opción más para gestionar la menstruación.