El grupo indie rock Challenger ha pasado por Un lugar llamado mundo para hablarnos de su último álbum, AGH!. El bajista del grupo es quien pone nombre a este disco. Un disco que se grabó gracias a la venta de la mayoría de instrumentos de los componentes del grupo. 'Vendimos la guitarra para grabar el disco' aseguran.

Challenger nos cuentan que vendieron todo aquello relacionado con la música y que tenían desde adolescentes, en un mercadillo solidario. Gracias a esto en cuatro días grabaron el disco. Para terminar han cantado en directo dos de sus canciones.