AFECTADA PSICOLÓGICAMENTE

El duro relato de Mireia Montávez, de OT 1: "Denuncié a mi marido por malos tratos"

La artista, que es recordada por su paso por la primera edición de Operación Triunfo, cuenta en una entrevista el duro proceso de divorcio que ha puesto en marcha, con una denuncia de malos tratos de por medio.

Mireia Montávez
Mireia Montávez // GTRES

Europa FM

Madrid 07/07/2021 15:07

Conocida por us paso por Operación Triunfo 1 y recordada por sus éxitos en el grupo Fórmula Abierta, Mireia Montávez ha querido contar a la revista Semana un testimonio lleno de dolor en el que relata lo duros que han sido para ella los últimos meses. Después de 13 años de relación, la cantante decidía poner punto y final a su matrimonio.

"Hace unos meses me separé de mi marido con el que compartí 13 años, y he decidido hablar para defenderme de las declaraciones que él hizo recientemente contra mí", dice antes de explicar que ha interpuesto una demanda por malos tratos contra el que fuera su pareja. Estuvieron separados unos años pero la cantante quiso darle otra oportunidad, algo que la llevó a una difícil convivencia que ha terminado en los juzgados.

"Llegué a perder 15 kilos"

"Han sido unos años muy difíciles en los que me he ido alejando de la gente, de mi trabajo, perdí la ilusión… Él no quería que hiciera nada sin él y psicológicamente sentía que no valía nada cuando era todo lo contrario", cuenta a la revista.

La artista relata que la situación se hizo tan insostenible que empezó a afectar a sus hijos. "La denuncia la puse en marzo unos días después de irme de casa. Ya no podía más… En un mes llegué a perder casi 15 kilos y mis hijos estaban muy mal psicológicamente, no querían salir de su habitación", explica.

Montávez decidió hacer las maletas y marcharse con sus hijos del domicilio familiar, pensando que los problemas se acabarían ahí, pero no fue así. "Quise volver a casa a por mis cosas, pero no me dejó. Cambió la cerradura, dio de baja mi teléfono, sacó todo el dinero de la cuenta común y sentí mucho miedo. Cada día iba a más y todo eso lo denuncié, aunque la jueza dijo que lo daba por nulo porque le faltaban pruebas", lamenta.