RETOQUE FALLIDO

Kim Kardashian, Jamie Lee Curtis, Ashley Tisdale, Denisse Richards… Famosos arrepentidos de sus cirugías estéticas

Desde bótox hasta implantes mamarios, todas estas celebridades se han arrepentido de realizarse tratamientos estéticos. ¡Os contamos los casos más destacados!

Kim Kardashian
Kim Kardashian // GTRES

Europa FM

Madrid 08/08/2022 18:22

Rellenos, bótox, cirugía… Son muchos los tratamientos que las celebridades utilizan para verse mejor, sin embargo, también son muchos los que se arrepienten de estas intervenciones. Hacemos un repaso a las historias más importantes.

El clan Kardashian

No hay duda de que todas en el clan Kardashian se han hecho numerosos cambios estéticos, pero algunos miembros de la familia han reconocido arrepentirse de ciertas transformaciones en su cuerpo.

La matriarca de la familia, Kris Jenner comentó durante un episodio del reality Keeping up with the Kardashians que en los 80 se aumentó el pecho pero que luego tuvo que volver a reducirlo en 2010.

Khloe Kardashian, que hace escasos días anunciaba su segundo embarazo junto a Tristan Thompson, aseguraba que se trató de poner bótox y relleno pero que su experiencia fue nefasta.

"No funciona para mí. Me vi como una loca y todavía pienso que los efectos están ahí. Fui a que me los quitaran como tres veces", dijo.

Otra hermana que no tuvo buena experiencia con el bótox fue Kim Kardashian, que acaba de romper con Pete Davidson pocos meses después de pregonar su amor a los cuatro vientos.

En 2010 escribió en el blog del mencionado reality show: "En el programa habréis visto que tenía algunos moratones alrededor de los ojos después del procedimiento, lo cual es algo completamente natural, pero como no había investigado sobre los posibles efectos secundarios, lo cierto es que me asusté. El bótox es absolutamente innecesario para mí a esta edad".

El último miembro de la familia que asegura arrepentirse de un tratamiento es Kylie Jenner.

La empresaria cuenta en una entrevista para Allure: "La verdad es que me puse los labios demasiado grandes en cierto momento". También comenta que repitió el tratamiento varias veces por la emoción, pero cuando su familia le dijo que era excesivo, fue a desinflárselos.

Kylie Jenner
Kylie Jenner // Instagram @kyliejenner

Malas experiencias con el relleno y el bótox

Las Kardashians no son las únicas que han sufrido con el relleno y el bótox. La actriz Jamie Lee Curtis tuvo muchos problemas derivados de un tratamiento de relleno de las bolsas de los ojos.

La actriz contaba en Variety que, durante un día de rodaje, un cámara le dijo que no podía seguir rodando por culpa de las bolsas que tenía la artista debajo de sus ojos.

Fue entonces cuando decidió someterse a una cirugía para quitárselas. Para su recuperación le recetaron un fuerte opiáceo que le causó una adicción que tardó mucho en poder quitarse. Por este motivo, Jamie Lee Curtis es una de las actrices más críticas con la cirugía plástica.

Según publica el Daily Mail, Nicole Kidman se ha puesto bastante bótox, pero no podía mover bien su cara por lo que lo dejó. También ha asegurado que hacer ejercicio y una alimentación saludable es mucho mejor que la cirugía estética.

Otra actriz con una experiencia similar es Cameron Díaz. La interprete afirmó en el programa de Oprah Winfrey que se echó bótox una vez, pero cambió tanto su cara que no ha querido repetir la experiencia.

Cameron Díaz
Cameron Díaz // Gtres

La parte más operada: el pecho

El aumento de pecho es una de las cirugías estéticas más solicitadas. Sin embargo, esta moda de ponerse implantes está en descenso ya que cada vez son más las mujeres que se han arrepentido de cambiar su talla.

Una de las actrices que no ha tenido pudor a la hora de contar su experiencia con los implantes mamarios es Ashley Tisdale, que comentó en 2020 a través de Instagram que se los quitó al empezar a sufrir problemas de salud derivados de la operación.

"Hace años me sometí a una cirugía de aumento de senos, antes de la cirugía, sentía constantemente que mi cuerpo no era suficiente y pensé que este cambio me haría sentir más completa y segura de mí misma. Y, por un corto periodo de tiempo, lo hizo. Pero, poco a poco, comencé a luchar con problemas de salud menores que pensé que podrían estar causados por los implantes, así que este invierno me los quité".

La actriz Denisse Richards tuvo que pasar tres veces por quirófano debido a su pecho.

La primera vez con 19 años, se aumentó el busto, pero quedó demasiado grande por lo que se volvió a operar con 27 para reducirlos, pero la operación fue un desastre así que tuvo que volver una tercera vez para arreglarlo.

Son muchas las celebrities que se arrepienten de haberse aumentado el pecho.

La lista es larga, como por ejemplo el caso de la diseñadora Victoria Beckham, que aun trata de reconciliarse con su yo del pasado. "Sé feliz con lo que tienes", dijo a Vogue. También está el testimonio de Pamela Anderson, un mito erótico que contaba al New York Post que no estaba a gusto con los implantes: "No sentía que me quedaran bien".

Los hombres tampoco se libran

Igual que sucede con las mujeres, también existen muchos hombres que se operan y después se arrepienten de esta decisión. El caso más conocido es el de Mickey Rourke.

El actor se rompió dos veces la nariz y un pómulo durante el rodaje de la película El luchador. Trató de arreglarlo con cirugía estética, pero confesó a Daily Mail que se arrepiente porque se equivocó de médico. "Fui al tipo equivocado", dijo.

El actor Reid Ewing asegura que comenzó con los tratamientos estéticos debido a que padece dismorfia corporal.

En 2015 aseguró al Huffington Post que en verdad lo que él necesitaba era un tratamiento psicológico, también contó: "Prometí que nunca volvería a someterme a una cirugía estética a pesar de que todavía estaba profundamente inseguro acerca de mi apariencia. Me tomó alrededor de seis meses antes de sentirme cómodo con la gente que me miraba peor lo logré".

Te puede interesar