EXPLICA TODOS LOS DETALLES

María Pombo habla muy sincera sobre su reducción de pecho: dolor, incomodidad, cicatrices...

María Pombo ha dejado pasar un tiempo prudencial para hablar públicamente sobre la operación a la que sometió hace tres semanas para reducir el tamaño de sus pechos. La influencer ha explicado el motivo, si ha requerido poner implantes y cómo ha sido el posoperatorio a nivel de dolor e incomodidad.

María Pombo habla muy sincera sobre su reducción de pecho
María Pombo habla muy sincera sobre su reducción de pecho // Gtres

Europa FM

Barcelona 09/02/2022 12:02

María Pombo es una de las influencers españolas con la agenda más ajetreada. Sin embargo, la joven de 27 años ha decidido tomarse un tiempo para ella para someterse a una cirugía sobre la que llevaba tiempo meditando: una reducción de pecho.

Tres semanas después, María está prácticamente recuperada a la espera de que le quiten los últimos puntos, y volverá a retomar sus compromisos profesionales. Pero antes, ha querido dirigirse a sus más de dos millones de seguidores en Instagram para explicar cómo ha vivido este proceso.

A través de la opción 'hazme una pregunta de esta plataforma, la influencer ha ido respondiendo a todos sus seguidores sobre las dudas que tenían al respecto. Sobre qué fue lo que le hizo tomar la decisión de operarse, Pombo ha explicado que fue después de dar a luz a su hijo Martín: "Tenía clarísimo que tarde o temprano iba a pasar. Me he decidido ahora porque desde que me quedé embarazada, el tamaño se fue de madre… Después, al volver a su tamaño original, se me quedaron muy vacías en la parte superior, cosa que estéticamente no me gustaba nada y eran todavía más difíciles de controlar".

Sobre la fecha escogida, que coincide más o menos con el primer aniversario de su hijo, María ha recomendado a una seguidora que escoja aquella época en la que menos ajetreo tenga, al ser posible al menos a medio año del verano: "Yo te recomendaría que eligieras una semana entre los meses de septiembre a enero (en la que menos ajetreo tengas) para llegar bien a verano".

Otro de los aspectos sobre esta operación que despertaba interés entre sus seguidoras que se están planteando en hacerse la misma intervención, es el tamaño de la cicatriz. "No os voy a mentir, la cicatriz es grande. Pero si te la cuidas bien me han dicho que acaba siendo muy muy llevadera y casi inexistente en algunas zonas", ha explicado adjuntando un dibujo de cómo queda la cicatriz.

La reducción de pecho puede realizarse con o sin implantes, depende del resultado que se desee. En el caso de María, ha recurrido a los implantes de menor tamaño —100cc— para evitar que se le vuelva a caer o a vaciar el pecho en un futuro. "Por supuesto la ley de la gravedad es la ley de la gravedad y contra eso no hay solución definitiva", ha añadido, asegurando que si todo va bien, esos implantes ya no tendrá que volver a cambiarlos al cabo de los años.

Sobre el dolor, otra de las preguntas, María lo ha situado en 2-3 en una escala del 0 al 10. Sin embargo, la incomodidad la sitúa en un 7-8 en la misma escala. "Defino incomodidad: sensación que no llega a ser dolor. Un pinchazo de repente, no poder hacer vida normal aunque te encuentres bien, dormir boca arriba sin hacer ningún movimiento raro… No poder ducharte con normalidad, no hacer gestos que harías con normalidad en el día a día y así un largo etcétera", ha matizado.

Por último, ha presentado al cirujano que le ha hecho la operación, Juan Peñas, que ya le habían recomendado otras amigas que se habían operado con él anteriormente.

Te puede interesar