AMANTE DEL DULCE

La transformación física de Pablo Alborán: así le conocimos, así está ahora y sus entrenamientos y dietas

Además de ser uno de los cantautores españoles con más talento y éxito de la última época, Pablo Alborán ha sufrido durante sus últimos años de carrera una transformación física que no ha pasado desapercibida entre sus fans.

Pablo Alborán
Pablo Alborán // GTRES

Europa FM

Madrid 17/01/2022 21:08

Su sonrisa guarda el mismo encanto que desprendía en 2011, año en el que Pablo Alborán comenzó a darse a conocer para el gran público.

Aunque ya era conocido en Málaga por su talento para la música y la guitarra, no fue hasta ese año cuando comenzó a hacerse un hueco en una industria tan competitiva como la música. Ese mismo año acudía a sus primeros eventos internacionales, como los Latin Grammy.

Pablo Alborán en 2011
Pablo Alborán en 2011 // Getty

Intensa preparación física para sus giras

Los largos períodos fuera de casa, unidos a una gran carga de trabajo por las exigencias de sus giras, le han obligado a ponerse en forma para aguantar tanto trajín y movimiento.

"Si estoy en una habitación de hotel, más de una vez he intentado coger una mesilla para hacer sentadillas o flexiones con lo que pillo... También suelo salir a correr, que el oxígeno siempre viene bien. Antes a la hora de entrenar estaba muy obsesionado con el peso, y ahora busco más los entrenamientos funcionales y poder hacer muchos ejercicios en poco tiempo", dijo en una entrevista con la revista Mean's Health.

"Me gusta mucho el azúcar"

Eso sí, Alborán tampoco tiene reparos a la hora de confesar que es muy goloso. Le fascinan los postres, así que intenta compensar estos excesos con una dieta diaria equilibrada.

"Lo fundamental es que intento comer bien, porque me gusta mucho el azúcar (risas). Da igual si estoy de gira o no, siempre hago deporte", dijo a la misma publicación.

De hecho, cuando se encuentra de viaje con su equipo es cuando mejor controla lo que come. Por raro que parezca, las giras obligan a llevar una rutina y unos horarios muy concretos. "Es cuando gestiono mejor mi dieta; ya que desayunamos más tranquilamente, en mi equipo cuidamos mucho todo eso, y los horarios son como más fijos a la hora de comer".

Tampoco se priva de algún capricho de vez en cuando. "Intento comer bien, pero me gusta mucho el azúcar, y si hay que darse un capricho, pues una pizza o una hamburguesa también son una buena opción", desveló.

Amante del deporte

Alborán es un gran amante del deporte, algo que además se puede comprobar en sus redes sociales. Ha compartido sesiones de gimnasio y actividades al aire libre como el yoga, el paddle surf, las caminatas y el senderismo, el remo, la natación o la bicicleta.

"Me sirve para desfogarme y sudar los problemas. Y, también, para poder dormir, que es fundamental, sobre todo para mí que soy muy controlador y estoy muy pendiente de hacerlo todo bien; así que el descanso es fundamental. De hecho, el día que no hago deporte, duermo distinto y duermo mal. Estoy constantemente pensando y maquinando y cuando hago deporte solo pienso en relajarme, desconectar y estar cansado para poder dormir", contó.