DESDE 2019

Así es la vida de Santi Alverú, el ‘melenas’ de ‘Zapeando’

Repasamos la biografía de Santi Alverú, el colaborador más sorprendente de Zapeando: de cuántos años tiene a su nominación al Goya pasando por su encontronazo con Cristina Pedroche.

El curioso parecido entre Santi Alverú y Bigote Arrocet
El curioso parecido entre Santi Alverú y Bigote Arrocet // laSexta.com

Patricia Camacho

Madrid 28/07/2022 15:48

Santi Alverú, el colaborador más sorprendente de Zapeando.

Nacido en Oviedo (Asturias) en 1992, el joven de 30 años empezó su carrera como monologuista en salas de toda España y esta temporada ha logrado asentarse en la pequeña pantalla convirtiéndose en uno de los rostros más sonados de Zapeando, el veterano programa de laSexta conducido por Dani Mateo.

¿Cómo empezó la carrera de Santi Alverú?

Con un canal en YouTube para hacer reír a la gente. Así fue el discreto inicio profesional de Alverú, que dio el salto a la fama en 2017 cuando debutó como protagonista en la película Selfie, papel que le sirvió para estar nominado al Goya a Mejor actor revelación. No se llevó el premio — lo hizo Eneko Sagardoy por Handia —, pero disfrutó junto a su madre de una noche única.

En televisión se estrenó en Ese programa del que usted me habla, en el que coincidió con Eva Soriano, y tras este dio el salto a Zapeando, programa en el que se estrenó en septiembre de 2019. Esta es la foto de su primer día.

Un sonado encontronazo con Cristina Pedroche en 'Zapeando'

En Zapeando, Alverú ha protagonizado algunos momentos que han dado mucho que hablar, entre ellos, un encontronazo con Cristina Pedroche que los dos protagonistas tuvieron que aclarar.

La vallecana buscó las cosquillas de su compañero cuando le dijo claramente que otra de las colaboradoras, Maya Pixelskaya, era demasiado para él: "¿Tú has visto a esta señora, por favor? No es cuestión de que tú seas muy malo, es que ella es muy buena". Un comentario que Alverú le devolvió con creces. "No soy yo el que sale con alguien que mide 1,60", dijo el actor en referencia a su marido, el cocinero Dabid Muñoz.

Tras unos segundos de tensión, la presentadora de Las Campanadas de Antena 3 respondió: "Ay, mi madre. De verdad, mañana no vengas a diverXO (restaurante de su pareja). Si no te escupe él, lo hago yo".

En redes sociales, esto fue tomado como algo más que una broma, y por ese motivo, Santi se vio obligado a escribir una aclaración y así zanjar el tema.

"Amigos, en un programa de humor, las bromas entre compañeros, son eso, bromas. No está bien sacarlas de contexto para atacar a nadie. Hoy voy a cenar a diverXO con muchísimas ganas, ¡os iré contando!", escribió en agosto de 2020.

Atrapado en Ucrania cuando estalló la guerra

El pasado febrero Santi Alverú dio la vuelta a todos medios de España. Estaba en Ucrania cuando Rusia declaró la guerra al país vecino y su regreso a España fue toda una odisea.

Alverú, que había viajado para hacer un vídeo de YouTube desoyendo los consejos de la embajada española, que recomendaba a los ciudadanos españoles no viajar “dado el deterioro de la situación de seguridad”, tuvo que coger un autobús desde Kiev a Praga para poder coger desde allí un avión a Madrid.

Todo ese peripló lo contó Alverú a través de sus rede sociales, donde confesó que la vuelta a España estaba siendo una pesadilla. Una de las imágenes que más compartió fue la de los atascos a la salida de Kiev, con millones de coches de gente que quería escapar de la guerra.

Una vez en Polonia, Alverú explicó en la televisión pública que “iba con la intención de hacer un reportaje”. Aún así, asumió la responsabilidad porque “sabía que Ucrania estaba mal”: “Lo que ha hecho Putin con este país en menos de veinticuatro horas, la forma de desmembrarlo y robarle su identidad, es inhumano”.

Creador de los premios Yago

Además de actor y colaborador de televisión, Santiago Alverú es también creador de los premios Yago, unos galardones de cine que nacieron en 2014 para premiar a los olvidados de los Goya.

Alverú tenía 21 años que puso en marcha gracias a 200 euros que le prestó su abuela. El nombre es un palíndromo silábico de Goya y en su primera edición contó con Fernando Esteso para darle un premio a Andrés Pajares, que recibió el primer Yago de Honor. Esa primera gala, celebrada en el bar Picnic de Malasaña, tuvo canapés y fue gracias al padre de Alverú, que los trajo de Oviedo.

Los premios Yago han ido creciendo con el tiempo y en 2021 su entrega fue en la terraza del Club Financiero, en plena calle Génova. La gala ha ido creciendo y con esto han ido aumentando los famosos que se han unido a su fiesta. "Al principio lno confiaban y declinaban recogerlos, pero a base de ser honestos y de ir con la verdad y con mucho cariño por delante, los premiados fueron llegando. Como Marian Álvarez, una no nominada con un inmenso trabajo en Morir, que al recoger su Yago dijo: 'Llevo una racha de mierda, y esto lo cambia", contó en RTVE.

El objetivo de Alverú y sus premios es claro: "Los Yago tienen que aspirar a cambiar la industria, que la Academia de Cine trabaje con nosotros, tener un comité dentro donde podamos explicarles qué es lo que queremos mejorar".

Te puede interesar