EN 'No mires arriba'

Jennifer Lawrence confiesa que fue un "infierno" trabajar con Leonardo DiCaprio y Timothée Chalamet

El set de rodaje de No mires arriba, la nueva película de Leonardo DiCaprio, Timothée Chalamet y Jennifer Lawrence, no ha sido el escenario idílico. Así lo ha confesado la actriz, que aseguró que los primeros días fueron "los más insoportables" de su vida.

Jennifer Lawrence en la premiere de 'No mires arriba'
Jennifer Lawrence en la premiere de 'No mires arriba' // Getty

Europa FM

Madrid 11/12/2021 18:05

No mires arriba se ha convertido en uno de los proyectos audiovisuales más esperados de este final de año. La película de Adam McKay, protagonizada por Leonardo DiCaprio, Timothée Chalamet y Jennifer Lawrence, acaba de llegar a las grandes pantallas y apunta a ser una de las mejores comedias de los últimos meses.

En la película, Lawrence y DiCaprio interpretan a un par de astrónomos que intenta advertir a la presidenta estadounidense (Meryl Streep) sobre un “asteroide asesino” en trayectoria de colisión con la Tierra.

Reparto 'No mires arriba' title=
Reparto 'No mires arriba' // GTRES

Sin embargo, el trabajo dentro del set de rodaje no ha sido tan bueno como parece, o así lo ha revelado la actriz estadounidense, que ha confesado que no ha sido nada fácil trabajar con la pareja de actores.

La intérprete de Los juegos del hambre ha explicado que tuvo que pasar por algunos momentos poco agradables mientras grababan No mires arriba, especialmente en lo que respecta a su relación personal con Leonardo DiCaprio y Timothée Chalamet.

Un "infierno" trabajar con ellos

Así, en su paso por el programa The Late Show, la actriz confirmaba que trabajar con Leonardo DiCaprio y Timothée Chalamet había sido "un infierno".

Tal y como explicó, uno de los primeros días de rodaje la propia actriz lo recuerda como "el día más insoportable de mi vida". Al parecer, la estaban "volviendo loca" por un conjunto de cosas que acabaron por sacarla de quicio: "No sé exactamente qué fue, por un lado, estaba Timothée muy emocionado por poder estar fuera de casa durante el confinamiento, fue como su primera escena. Leo por su parte eligió la canción que puso en el coche y no paraba de hablar de la canción y la letra…"

Bromeando, Jennifer Lawrence finalmente dijo "solo recuerdo sentirme miserable ese día, fue un infierno".

Sin embargo, al margen, la actriz también tuvo palabras de afecto y acabó reconociendo que fue "genial" trabajar con todos sus compañeros. De hecho, hizo hincapié en el joven Timothée Chalamet, para el que solo tuvo buenas palabras: "Es un actor con muchísimo talento", aseguraba, aunque nota la diferencia de edad.

La polémica brecha salarial entre Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio

Lo que sí ha resaltado la actriz ha sido la brecha salarial que ha existido entre ambos protagonistas de la película. Y es que tal y como explicó en una entrevista para Vanity Fair, Leonardo DiCaprio ganó un 20% más que ella en No mires arriba.

Según parece, la estrella de The Revenant había recibido 30 millones de dólares, mientras que Lawrence había ganado 25 millones de dólares. Sin embargo, la actriz trataba de restar importancia a lo ocurrido, recordando que DiCaprio era un mayor reclamo para las ventas: “Mira, Leo aporta más taquilla que yo. Soy muy afortunada y estoy feliz con mi acuerdo”.