FALLECIÓ EN 2013

La madre de Mario Biondo mantiene que su hijo "fue asesinado" y arremete contra Raquel Sánchez Silva

Santina D’Alessandro, la madre del camarógrafo Mario Biondo fallecido en 2013, ha asegurado que su hijo no se suicidó, sino que fue asesinado. Además, arremete contra Raquel Sánchez Silva, pareja de Biondo, acusándola de no facilitar las cosas para que se resuelva el caso como es debido.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo
Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo // Gtres

Europa FM

Barcelona 02/12/2021 12:12

Mas de ocho años después de la muerte de Mario Biondo, siguen surgiendo muchas incógnitas sobre su supuesto suicidio. Santina D’Alessandro, madre del camarógrafo, mantiene que su hijo no se suicidó, asegurando que fue asesinado.

"No fue un suicidio y mucho menos un accidente. Y tengo mucho interés en puntualizarlo porque en lo que se refiere al accidente no consta en ninguna investigación española y, muchísimo menos, en Italia", ha afirmado muy contundente en el programa Todo es verdad, presentado por Risto Mejide.

Mario Biondo fue encontrado sin vida en su domicilio por una empleada del hogar en mayo de 2013. La autopsia determinó que se había tratado de un suicidio y el caso se zanjó 48 horas después de su muerte, revelando que Biondo se había autoasfixiado practicando un juego sexual sin más implicados.

¿Suicidio y homicidio?

Sin embargo, en Italia el caso continúa dando mucho que hablar ya que se baraja la posibilidad de que se tratase de un homicidio. "Este invento de que mis hijos de pequeños jugaban a asfixiarse es otra invención de Raquel. No es cierto. Mi hijo está muerto y no ha podido defenderse de estas acusaciones que se han publicado en la prensa", ha explicado su madre.

Arremete contra Raquel Sánchez Silva

La mujer arremete además contra Raquel Sánchez Silva por apoyar la versión del suicidio y no colaborar en que se continuase investigando el caso de la muerte de su marido: "Raquel dio una rueda de prensa en el bufete de su abogado y le dijo a los periodistas lo que pasó aquella noche, mintiendo, porque la cronología que se ha publicado en España sobre la muerte son mentiras que luego se han cotejado".

Santina ha querido puntualizar que no considera que Raquel hubiese enviado a nadie a asesinar a Mario, pero la acusa de no querer apoyar a la familia del cámara a reabrir el caso en España: "Nunca hemos dicho que Raquel mandara a nadie a matar a Mario. Yo siempre he dicho que ella no nos está ayudando a buscar la verdad".

Por último, ha añadido que no piensan rendirse hasta que se haga justicia sobre la muerte de su hijo: "No nos rendimos, andaremos siempre hacia adelante, no pararemos, continuaremos siempre con mi batalla. Estamos seguros al cien por cien de que Mario fue asesinado".

La posición del cuerpo, uno de los grandes indicativos

Santina también ha hecho alusión a la posición del cuerpo en que se encontraron a su hijo en el domicilio, unas imágenes que se filtraron y que se puede comprobar que era poco probable que se hubiese asfixiado de esa manera: "La posición es completamente incompatible con una persona que se suicida. Los profesionales dicen que es un reposicionamiento lo que significa que primero fue asesinado y después lo posicionaron allí".

Otra de las sospechas que descartan el supuesto suicidio fue el borrado de archivos que se produjo en el ordenador de Mario tras su muerte. Raquel Sánchez Silva tuvo que declarar ante un juez para explicar por qué habían desaparecido 196 gigas de contenido, a lo que la presentadora respondió que se trataba de fotos de páginas de contenido para adultos.

"No son 196 Gigas de fotos, a saber lo que había ahí", ha lamentado Santina, añadiendo que el mismo día de la muerte de Mario alguien cambió la contraseña de su ordenador.