Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TERMINÓ ASFIXIÁNDOSE

Muere un perro en un avión tras pasar tres horas dentro del compartimento superior por orden de una azafata

El animal, un bulldog francés bautizado como 'Papito', no sobrevivió al trayecto entre Houston y Nueva York. Una de las azafatas obligó a la dueña a dejar al animal encerrado en la cabina superior durante más de tres horas.

@europa_fm | Madrid | 14/03/2018

El transportín donde viajaba Papito

El transportín donde viajaba Papito / June Lara | Facebook

Si de algo están sirviendo las redes sociales desde hace algún tiempo, es como herramienta para denunciar situaciones injustas o abusivas. Así lo hicieron los pasajeros que vieron como Papito, un bulldog francés, moría a bordo de un vuelo de United Airlines que cubría la ruta entre Houston y Nueva York por culpa de la irregularidad de una de las empleadas de la compañía.

El animal viajaba con su dueña y dos niños pequeños, uno de ellos bebé. La azafata se empeñó en el que el perro debía viajar en el compartimento superior, reservado para el equipaje de mano. Sin embargo, según las normas de la compañía, las mascotas (siempre que el tamaño lo permita) deben viajar dentro de su transportín colocados debajo del asiento delantero del cliente.

La dueña no tuvo más remedio que obedecer las órdenes de la azafata, que temía que en caso de emergencia alguien pudiese tropezar con el transportín. El perro comenzó a sollozar nada más despegar. El trayecto duraría algo más de tres horas. Luego, según relata una de las pasajeras en Facebook, "estuvo amontonado dentro del compartimiento superior sin aire ni agua. Al abrir el transportín no hubo respuesta cuando la familia lo llamó por su nombre. Sostuve al bebé mientras la madre intenta resucitar al animal. Lloré con ellos y mi corazón se rompió cuando me di cuenta de que se había ido", relata June Lara.

Por su parte, la aerolínea se ha hecho responsable del episodio, ha pedido disculpas y ha devuelto el dinero de los billetes a la familia, incluyendo el sobre coste de 127 euros que pagaron por llevar a Papito en cabina. Así lo publica el New York Times.

Últimas Noticias