Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

GRAVE ERROR

Un restaurante sirve por error un cóctel con alcohol a una niña de cuatro años

La niña comenzó a balancearse y no era capaz de caminar en línea recta. Su padre ha contado la terrible experiencia de ver así a su hija en su blog personal, donde carga duramente contra el restaurante.

@europa_fm | Madrid | 03/01/2018

Niña bebiendo zumo con una pajita

Niña bebiendo zumo con una pajita / Agencias

Evelyn Thomas, una pequeña de tan solo cuatro años, estaba cenando con sus padres en un restaurante el pasado 20 de diciembre. La familia había pasado la tarde repartiendo felicitaciones navideñas y decidieron descansar y comer algo.

Ha sido su padre, Mark Thomas, quien ha contado el su blog personal TheHonestFather (El padre honesto en castellano) su experiencia en el restaurante, que cometió un error que podría haber causado un disgusto aun mayor a los padres.

El padre cuenta que pidieron para su hija un zumo del menú infantil bautizado como 'Softail'. En ningún momento pensaron que las bebidas para niños llevasen alcohol porque "las bebidas infantiles se servían en unos vasos específicos y llevaban unas pajitas distintas a los cócteles con alcohol".

Sin embargo, cuando la pequeña probó su zumo, no pudo evitar poner una mueca extraña. Sus padres, pensando que tal vez se trataba de un capricho, le dijeron: "Deja de ser quisquillosa, ¡te encantan los zumos de frutas!". Pero la pequeña no quería beber más de ese brebaje.

De un momento a otro, la camarera que los había atendido fue corriendo hacia su mesa y se disculpó: "Lo siento mucho, realmente lo siento mucho, le he dado a su hija un verdadero cóctel".

Pasados unos minutos, "Evelyn comenzaba a actuar de una forma extraña", relata el padre, que además cuenta que la pequeña se subió a bailar encima de una silla y que era incapaz de caminar en línea recta. Cuando la llevaron al servicio, "se estaba contando chistes a sí misma en el espejo".

"El fallo del restaurante hizo que nuestra hija de cuatro años se emborrachara", relata el padre, molesto con el establecimiento y la situación.

En cuanto llegaron a casa consultaron con un médico especialista qué hacer en estos casos. El profesional les recomendó que visitaran el hospital por si hubiera alguna complicación. Al día siguiente, "se despertó atontada, ronca y con dolor cabeza".

Por su parte, desde el restaurante, la disculpa que han hecho a los padres se ha materializado en forma de cupón de descuento para una comida gratis. Una respuesta que ha enfurecido al padre de la pequeña. "Es de esperar que un establecimiento te ofrezca una comida gratis si el pedido es incorrecto o si la comida está fría. Pero se debe ofrecer una comida gratis después de emborrachar a un niño de cuatro años y causar una visita al hospital hasta la 1 de la madrugada", explica el padre, enfadado.

Últimas Noticias