Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

DEMOSTRADO

Ser feliz en pareja engorda

Vivir en pareja tiene muchas cosas buenas. La compañía, la confianza, el calor del hogar una noche de invierno... Pero también tiene cosas malas. La última encuesta de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad mantiene que desde que conoces a esa persona especial hasta que la relación se estabiliza, las mujeres engordan una media de 5 kilos. ¿Por qué?

@europa_fm | Madrid | 09/11/2016

Cena en pareja

Cena en pareja / Pixabay

Al principio, todo son comidas y cenas. Cualquier excusa en buena para concertar una cita con esa persona que te gusta y salir a tomar unos pinchos y un buen vino.

Entre tapa y tapa, descubres que la persona que tienes enfrente es más especial de lo que pensabas y, en menos que canta un gallo, te encuentras sumergida en una estupenda relación que te hace muy feliz pero te ha hecho ganar un par de kilos. ¿Cómo ha pasado esto?

Si los primeros días te cortabas un poco a la hora de comer en esas citas (más que nada porque comer hojas de lechuga y al mismo tiempo ser fina es totalmente incompatible), cuando la relación comienza a fluir y coges confianza, no hay nada que te detenga. Hamburguesas a deshora, comer con refrescos, copiosas cenas y desayunos... Eso no hay cinturón que lo aguante.

Y si todo estas conjeturas e hipótesis formaban parte de la cultura popular, ahora tenemos una confirmación científica de que no nos equivocábamos. La última encuesta de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad mantiene que desde que conocemos a esa persona especial hasta que la relación consigue un equilibrio, las mujeres engordan una media de cinco kilos.