Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TODO COMENZÓ CON UNA CAMPAÑA EN REDES

Francia plantea multas de hasta 750 euros por silbar o piropear a mujeres

Día a día mujeres de todo el mundo se enfrentan a incómodas situaciones al salir a la calle: un hombre te piropea, otro te silba... Francia quiere acabar con este acoso callejero y se plantea comenzar a multar a los hombres que actúen de esta manera.

@europa_fm | Madrid | 29/11/2017

Acoso callejero a mujeres

Acoso callejero a mujeres / Agencias

Estas situaciones de acoso se han normalizado en la sociedad actual, se han convertido en algo cotidiano y ninguna mujer se sorprende si un hombre por la calle le suelta cualquier comentario sobre su aspecto físico. Aunque cada vez más personas los denuncian, este tipo de casos siguen estando muy presentes hoy en día.

En Francia, miles de mujeres, a través de la campaña por redes sociales #BalanceTonPorc (desenmascara a un cerdo), están tratando de concienciar a la población y de obligar a las autoridades a actuar. Para ello están colmando las redes de imágenes para señalar a los que actúan de esta manera y poner fin a estas incómodas situaciones.

Ante esta iniciativa, el gobierno ha decidido tomar cartas en el asunto y se está planteando desarrollar una legislación que sancione a los hombres que tengan esos comportamientos machistas. La Asamblea Nacional francesa está estudiando el texto presentado por las asociaciones de mujeres y contempla a posibilidad de multar con entre 90 y 750 euros a las personas que silben o piropeen a mujeres.

La cadena RTL ha sido la encargada de anunciar las intenciones del gobierno galo, y ha hecho públicas las declaraciones de Maerlen Schiappa, ministra de Igualdad: "Sabemos muy bien en qué punto nos empezamos a sentir intimidades, inseguras o acosadas en la calle".

Según Schiappa, se fijarán diferentes castigos en función de la gravedad de los hechos. Para ello se establecerá una definición exacta de ese acoso callejero, estableciendo unos límites para los silbidos, la intimidación o la persecución.

Se prevé que esta nueva ley entre en vigor en 2018, y uno de los aspectos fundamentales será aumentar los periodos de prescripción de los delitos sexuales contra menores, ya que como afirma la ministra de Igualdad "muchas víctimas nos explican que necesitan tiempo para acudir a la justicia a denunciarlos". Maerlen considera que una "posición equilibrada" sería una prescripción de 20 a 30 años.

Últimas Noticias