FEMINISMO EN LA MÚSICA

Billie Eilish protesta contra la sexualización de la mujer: "¿Quieres que esté callada?, ¿te provocan mis hombros?, ¿mi pecho?"

Es la artista más escuchada del año en el mundo y está harta de que su cuerpo sea un reclamo. Acaba de cumplir 18 años y sabe que su talento musical no es proporcional a la cantidad de ropa que se ponga. La performance de Billie Eilish contra la sexualización femenina en uno de sus shows ha sido muy aplaudida.

👉 GRAMMYS 2020 Billie Eilish hace historia en unos Grammys en los que Rosalía y Alejandro Sanz también triunfan

Billie Eilish durante una actuación
Billie Eilish durante una actuación // Getty

Carmen Basanta

Madrid 12/03/2020 12:20

Billie Eilish es consciente del poder de la industria para arrastrar a las mujeres a convertirse en una atracción sexual a base de videoclips sugerentes, sesiones de fotos, posados… Algo así le pasó a Miley Cyrus cuando tuvo que romper con su imagen de Hannah Montana. Si quería seguir triunfando, debería “adecuarse” a su nuevo público con faldas más cortas, tops y transparencias. Luego se subió a la ‘Wrecking Ball’ y el huracán fue imparable. Menos ropa, más público.

Sin embargo, Billie Eilish tiene claro que ella no va a pasar por ese aro. La joven se basta a sí misma para ser una gran cantante y en su concepción de espectáculo no entran los bailes sexys ni los looks semidesnudos. Y si así lo hiciera, lo haría para sí misma, no para atraer a las masas.

Por todo esto, aunque Billie Eilish no acostumbra a mostrar su cuerpo, sí lo ha hecho para grabar unos visuales para la gira When We All Fall Asleep, Where Do We Go? en los que se quita la camiseta mientras protesta sobre la sexualización femenina.

“Tienes opiniones sobre mis opiniones, sobre mi música, sobre mi ropa, sobre mi cuerpo. Algunas personas odian lo que me pongo, otras lo elogian", decía mientras se reproducían sus imágenes en la pantalla. “Te gustaría que fuera más pequeña? ¿Más débil? ¿Más suave? ¿Más alta? ¿Quieres que esté callada? ¿Te provocan mis hombros? ¿Mi pecho? ¿Soy mi estómago? ¿Mis caderas? El cuerpo con el que nací, ¿no es lo que querías?", dijo en su concierto en Miami, provocadora contra el machismo y segura de sus consignas.

"Si llevo algo que es cómodo no soy mujer. Si me quito las capas, soy una puta. Aunque nunca has visto mi cuerpo, sigues juzgándolo y juzgándome por él. ¿Por qué? ¿Mi valor se basa solo en tu percepción? ¿O tu opinión sobre mí no es mi responsabilidad?", reflexionó delante de su público.