LA FAMILIA DEL PRESENTADOR

Conoce a los cinco hijos de Frank Cuesta: Zipi, Zape, Zorro, Zen y Pepsi

Los seis años que Yuyee Alissa Intusmith, ex de Frank Cuesta, pasó en la cárcel acusada de tráfico de drogas marcaron la infancia de sus cuatro hijos. La pareja tuvo cinco niños, aunque Zipi falleció poco después de nacer. Hoy Zape, Zorro y Pepsi disfrutan de su pasión, el fútbol, en España, mientras Zen vive junto a sus padres en Tailandia.

Frank Cuesta explica cómo está Yuyee tras seis años en prisión: "Un montón de taras"

¿Qué pasó entre Frank Cuesta y Yuyee Alissa Intusmith? La historia de la pareja

Frank Cuesta, en 2019 en 'El Hormiguero'.
Frank Cuesta, en 2019 en 'El Hormiguero'. | Gtresonline

Juana Ávila

Madrid31/05/2023 20:39

El naturalista, presentador de televisión y youtuberFrank Cuesta inicia una nueva etapa profesional con el estreno de un programa de televisión junto a Cristina Seguí, una de las cofundadoras del partido político Vox. “Voy a hacer un programa, no tipo Frank de la jungla, pero sí con la frescura que tenía ese formato", anunció el protagonista hace unas semanas en sus redes sociales.

Cuesta ha vivido los últimos dos años alejado de las cámaras. En 2022 abandonó por sorpresa el programa Wild Frank que presentaba en Discovery para abrir en Tailandia un santuario de animales al que se ha dedicado todo este tiempo. Desde allí ha mostrado en YouTube cómo es la vida en este especial refugio de fauna, mandando un importante mensaje medioambiental y pidiendo el fin del comercio de especies exóticas.

Desde que acabó la pandemia, el aventurero de León pasa más tiempo en Tailandia que en España, donde disfruta de una tranquila etapa familiar después de los seis intensos años que el clan Cuesta vivió durante la estancia de Yuyee Alissa Intusmith en la cárcel, condenada por tráfico de cocaína en 2014. Fue una dura etapa para el presentador y también para sus hijos, que por entonces aún eran muy pequeños. . Frank Cuesta y su mujer tuvieron cuatro hijos—Zipi falleció poco después de nacer— y adoptaron otro en 2013.

Zape, Zorro, Zen y Pepsi son los peculiares nombres de esos niños, que ahora tratan de recuperar el tiempo perdido junto a su madre y su padre que, aunque se separaron en 2012, mantienen una excelente relación.

Zape, un futbolista en España

Saris Félix Cuesta Sriprayoon es el nombre real del hijo mayor del aventurero y naturalista que en diciembre cumplirá 20 años.

Zape tuvo un hermano gemelo, Zipi, que murió días después de nacer por una leucemia. Un doloroso momento que el presentador quiso recordar en un mensaje que dirigió a su mujer a través de las redes sociales: “Las cenizas de nuestro hijo están enterradas junto a este árbol... hemos ganado la batalla de la leucemia juntos (...)”.

Marcado por la muerte de su hermano, el primogénito de Frank y Yuyee también tuvo que enfrentar, con solo nueve años, la ausencia de su madre durante seis fatídicos años. En 2019, con 16, y sin haberse podido reencontrar con ella, decidió trasladarse a vivir a España —tiene la doble nacionalidad tailandesa y española— para cumplir su sueño de ser jugador de fútbol.

Comenzó en la cantera de la Agrupación Deportiva Alcorcón; después fichó por el Club de Fútbol Fuenlabrada y fue convocado para formar parte de la selección absoluta tailandesa sub-19. Esta temporada 2022-2023 ha dado un pasó adelante como portero del Palencia C.F., que compite en tercera división.

En diciembre de 2021, cuando se levantaron las restricciones sanitarias y un año después de que Yuyee abandonase la cárcel, Zape pudo por fin reencontrarse con su madre en España. “Lo he echado de menos durante seis años y medio…”, escribió ella en Instagram junto a la foto que inmortalizó ese emocionante momento.

Zorro, otro apasionado del fútbol

Los hijos de Frank Cuesta llevan el deporte en la sangre, pero a diferencia de su padre que fue un destacado jugador de tenis, ellos han decidido volcar su pasión en el mundo del fútbol.

Al igual que su hermano mayor, Zorro, de 17 años, el segundo de los hijos de la pareja, también vive en España y también ha empezado a dar sus primeros pasos como futbolista en las categorías inferiores del Club de Fútbol Fuenlabrada.

Fue su padre quien desveló en 2014, en una carta dirigida al rey de España para que mediase en la liberación de su expareja y madre de sus hijos, el grave problema de corazón que su hijo mediano tenía y que le había llevado al hospital en varias ocasiones y obligado a pasar por quirófano dos veces. Hoy parece que esos problemas de salud quedaron atrás y el joven puede disfrutar de su faceta como deportista.

Zorro también fue protagonista de la actualidad por una carta que dirigió a Santa Claus en las navidades de 2014pidiéndole que su madre volviese a casa y que su padre hizo pública. “Querido , Santa. Este año no quiero juguetes. Mamá está en la cárcel porque los policías malos no quieren que papá salve a los animales. Mamá es muy buena y la echamos de menos mucho. Zen llora mucho también. Tú eres famoso y todo el mundo te quiere. ¿Podrías hablar con los policías buenos y decirles que dejen a mamá volver a casa? Si no encuentras a los policías buenos, puedes hablar con los policías malos. Te mando dinero porque los policías malos siempre quieren dinero. Gracias. Te quiero. Zorro", escribió el pequeño.

Los desconocidos Zen y Pepsi

Zen, la pequeña de los hermanos tenía solo cuatro años cuando su madre entró en prisión. Ahora, con 12, la única hija de Frank y Yuyee disfruta de una tranquila vida familiar junto a su madre y su padre, y visita con frecuencia el refugio de animales. Ella también ha demostrado ser una fanática del fútbol: se la ha podido ver vestida con la equipación del Valencia y su avatar en Instagram es, precisamente, una foto suya con Sergio Ramos.

De Pepsi, el niño que Frank Cuesta adoptó en 2013, poco se sabe. El presentador se ha referido a él en varias ocasiones como su hijo mayor y, cuando Yuyee entró en prisión, se hizo cargo de sus hermanos pequeños, hasta que ingresó en una escuela militar, como así contó el propio aventurero.