Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SE REALIZARÁN ESTRICTOS CONTROLES

El equipo de Britney Spears prohibe el alcohol en su gira

Hace años que Britney Spears superó su etapa más oscura donde tuvo serios problemas con las drogas y el alcohol. Centrada en su trabajo, vemos como la artista se somete a estrictas rutinas de entrenamiento y lleva una vida de lo más saludable. Aún así, el personal que la rodea, ha decidido eliminar todo el alcohol de su alrededor en su gira, extendiendo esta normativa a sus bailarines y el resto del equipo.

@europa_fm | Barcelona | 31/07/2018

Britney Spears durante un concierto

Britney Spears durante un concierto / Getty

Muchos años han pasado desde que Britney Spears se dio a conocer en el Mickey Mouse Club, donde también iniciaron sus carreras otras estrellas como Justin Timberlake, Christina Aguilera o Ryan Gosling.

Pero parece que hay una maldición sobre las "niñas Disney" y tras debutar en el mundo de la música con su exitoso disco '...Baby One More Time' y siguiendo la misma estela con 'Oops! I Did It Again' o 'Britney', poco a poco su rápido ascenso a lo más alto de la fama la hizo caer a lo más oscuro teniendo serios problemas con las drogas y el alcohol. 2007 fue el peor año para la artista que le llevó a raparse la cabeza y a perder la custodia de sus hijos, terminando en una clínica de rehabilitación.

Más de 10 años después y muy lejos de aquella inocente niña que aparecía vestida de colegiala, Britney es una mujer que ha recuperado las riendas de su vida, tanto personal como profesional y que lleva años centrándose en sus conciertos en Las Vegas y en el deporte y un estilo de vida saludable.

Pero para tener garantías de que la artista continuará por ese camino, su equipo ha prohibido el alcohol y cualquier tipo de drogas en los hoteles, camerinos y cualquier evento en el que Britney esté involucrada.

Tal como ha ocurrido con Demi Lovato, que tras varios años sin consumir drogas ni alcohol volvió a recaer terminando en un sobredosis; el personal que rodea a Britney Spears no quiere que la artista tenga ningún imput que pueda tentarle a volver a su etapa anterior.

De esta manera su equipo también ha prohibido el consumo de alcohol a sus bailarines, ya que algunos todavía no tienen la mayoría de edad (21 años en EEUU) para poder beber y les han advertido que se realizarán controles de drogas aleatorios.

Esta es la política de toda su nueva gira por la que ya ha pasado por recintos tan emblemáticos como el Radio City Music Hall de Nueva York y que la traerá a Europa durante todo el mes de agosto, tal como ha podido saber el portal Page Six.

Últimas Noticias