UNA TORMENTOSA HISTORIA DE AMOR-ODIO

¿Qué pasó entre Alec Baldwin y Kim Basinger?

A raíz de las declaraciones de Ireland Baldwin sobre el aborto y tener unos padres que se odian, rescatamos la tumultuosa historia de Alec Baldwin y Kim Basinger, una de las parejas estrella de Hollywood de los 90 que no terminaron nada bien.

Alec Baldwin y Kim Basinger
Alec Baldwin y Kim Basinger // Getty

Europa FM

Barcelona 28/06/2022 15:52

Después de que el Tribunal Supremo derogase el derecho al aborto en EEUU, Ireland Baldwin ha decidido contar su historia y revelar que fue violada cuando era una adolescente.

La hija de Alec Baldwin y Kim Basinger también ha confesado que abortó cuando se quedó embarazada de un novio con el que era "muy infeliz" y no ha tenido reparos en aceptar que volvería a hacerlo.

¿El motivo? El propio ejemplo de sus padres: "Elegí abortar porque sé exactamente lo que se siente al nacer entre dos personas que se odian".

La modelo también ha explicado es consciente de que podría haber tenido ese bebé y darlo en adopción. Pero esa opción no le convenció, del mismo modo que no le convenció criarlo sola sin una seguridad financiera ni una pareja con la que consolidar una estabilidad para la criatura.

Ireland Baldwin
Ireland Baldwin // Gtres

Alec Baldwin y Kim Basinger: sexo ruidoso, gritos y muchas peleas

Para entender a Ireland Baldwin tenemos que remontarnos a los años 90, década en la que se conocieron sus padres. Ambos iban a coprotagonizar la película The marrying man, que en España se tradujo como Ella siempre dice sí.

Con el fin de hablar sobre la película, se acordó un encuentro en un restaurante de Los Ángeles entre los dos intérpretes que empezó de una manera nada formal. "Entró al lugar, me besó, y me preguntó si quería tener hijos", explicó años más tarde la propia Kim Basinger.

Aunque ella no se tomó este gesto como una ofensa y le dijo que se centraran en la película, parece que ninguno de los dos pudieron hacerlo al 100%. Alex y Kim, que habían entrado por separado al restaurante, lo abandonaron juntos iniciando en ese mismo momento una turbulenta historia de amor.

Y no solo ellos tuvieron que sufrir los altibajos de su romance, tuvieron que hacerlo todo el equipo de la película que estaban rodando. Tal como han explicado con el tiempo varios miembros del equipo, la pareja tenía relaciones sexuales de forma escandalosa para que las escucharan todos sus compañeros, de la misma forma que escuchaban los gritos y las discusiones que tenían entre escena y escena.

Los ataques de ira de Alec Baldwin

Un infierno en el que los recurrentes ataques de ira del actor hacía que rompiese teléfonos y cualquier otro objeto que tuviese cerca. "Tiene un carácter bastante fuerte, se enfada mucho", explicó Kim en alguna ocasión.

Y no solo Kim. Su padre, Donald Basinger, también habló en público del fuerte temperamento del actor en una entrevista para People en 2001: "Lo quiero a Alec, es muy generoso, pero tiene algo con lo que lucha: su furia. Alec tiene la clase de furia que lo lleva a buscar algo que sabe que va a lastimar alguien y lo emplea. Con Kim sucedió eso: abusó de su ira con ella al mencionarle episodios del pasado que le dolían mucho".

Alec Baldwin y Kim Basinger
Alec Baldwin y Kim Basinger // Getty

Exigencias de diva: no rodar al sol y lavarse el pelo con agua Evian

Pero el equipo de The marrying man no solo tuvo que sufrir la excentricidades de Alec Baldwin. También han contado que Kim retrasaba las jornadas de rodaje porque se negaba a grabar con la luz del sol, además de pedir que le retocasen el maquillaje más de 20 veces por sesión.

También se negó a recitar el guion escrito por Neil Simon justificando que no le parecía gracioso y lavaba su pelo constantemente con agua de la marca Evian. También se mostraba soez con el resto del equipo diciendo guarradas por los walkie-talkie para que el resto de los trabajadores la escucharan.

La boda que nunca tuvo que llegar

En 1993, dos años después del estreno de la película que habían rodado juntos, Kim y Alec se dieron el 'sí quiero' con una relación bastante desgastada. Poco antes de la boda, se filtró una llamada de Bandwin a un amigo que decía: "Me vuelve loco, y encima me voy a casar con ella".

En 1995 y en plena crisis, nació la primera y única hija de la pareja, Ireland. Kim y Alec se separaron poco después del nacimiento de la pequeña y la lucha por su custodia se convirtió en toda una pesadilla.

Alec Baldwin y Kim Basinger
Alec Baldwin y Kim Basinger // Getty

Desde entonces, Kim a penas ha hablado sobre su vida privada y su relación con Baldwin. Años más tarde, habló brevemente sobre su divorcio en una entrevista para The Edit: "Ahora estamos bien, la vida sigue, pero el divorcio no solo fue feo sino que también fue público".

Más se extendió al explicar cómo había enfrontado criar sola a su hija Ireland: "Terminé criando a Ireland de una manera poco convencional. Solo quería que ella fuese libre. Si quería traer amigos a casa y escribir las paredes con lápices, eso estaba bien para mí. Quería que su niñez estuviese llena de amor, luz, animales y amigos".

Por su parte, Alec se muestra más confuso sobre toda esta etapa que llegó a raíz de la separación. "Esa época la tengo borrada, de 2000 a 2006 con los litigios, no puedo ni decir qué hice con mi carrera entonces, fue tan doloroso que me sentí al borde del precipicio", explicó en sus memorias, donde admitió haber tenido problemas con las drogas y el alcohol.

Te puede interesar