Derechos de autor

Este disco ha causado otra demanda de plagio a Taylor Swift

La poeta Teresa La Dart ha reclamado a Taylor Swift más de un millón de dólares debido al supuesto plagio de la versión deluxe del álbum de 2019 Lover. En 2015, la artista sufría otra demanda de plagio por Shake it up.

Portada del album 'Lover' de Taylor Swift
Portada del album 'Lover' de Taylor Swift // Instagram @taylorswift | Valheria Rocha

Europa FM

Madrid 26/08/2022 14:34

La cantante Taylor Swift se enfrenta a una nueva demanda por plagio. El portal TMZ informa que la poeta Teresa La Dart acusa a la cantante de plagiar "elementos cruciales" de su libro de 2010 llamado Lover en el que incluía, además de sus poemas, anécdotas y fotografías.

El álbum de Taylor Swift demandado por plagio curiosamente también se llama Lover y fue publicado en 2019. En concreto, la demanda se centra en un pequeño cuaderno que recopilaba algunos de los fragmentos de los diarios personales de Swift a lo largo de más de 15 años. Este librito se ofrecía en las cuatro ediciones especiales del disco.

¿En qué se basa la denuncia?

La Dart insiste en que las similitudes son demasiado cercanas para ser ignoradas. Además, comenta que su libro "estaba ampliamente disponible" e insinúa que el equipo de Swift pudo verlo y copiarlo, haciéndolo pasar por original.

Sin contar que ambas obras comparten título, la poeta argumenta que tanto su libro como el disco de Swift usan el mismo concepto: "Recuerdos de años pasados, rememorados en una combinación de componentes escritos y pictóricos".

Además, la poeta argumenta que el estilo de las fotografías en la portada y contraportada del disco son muy similares a las de su libro. Apunta especialmente a los pasteles rosa y azul en los que se fundamentan los esquemas color de ambas obras.

La poeta pide más de un millón de dólares por incumplimiento de los derechos de autor. Su argumento es que Taylor Swift vendió 2.9 millones de copias del álbum Lover tan solo en Estados Unidos.

'Shake it off' sigue en juicio

En 2015, el grupo 3LW acusó a Taylor Swift de utilizar partes de su canción Playas Gon' play en uno de sus singles con mayor éxito, Shake it up.

La demanda está basada en la letra del estribillo de Swift, que canta 'players gonna play and haters gonna hate' (los jugadores van a jugar y los odiadores odiarán).

Swift ha comentado que la letra fue compuesta por ella y que aunque había escuchado la frase haters gonna hate, asegura que nunca había escuchado la canción de 3LW.

Ahora mismo, este problema de derechos de autor entre 3LW y Taylor Swift sigue abierto en una corte de Los Ángeles.

Te puede interesar