Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

ESPECIAL FEMINISMO

Flamenco y feminismo: De Lola Flores, Rocío Jurado e Imperio Argentina, a Rosalía, Rocío Márquez o Silvia Pérez Cruz

Normalmente si pensamos en la copla y el flamenco es un género musical que suele basar sus letras en el patriarcado y presentan a la mujer como sufridora y a la sombra del hombre. Pero no siempre ha sido así. En un contexto actual en el que el que la fuerza del feminismo y el empoderamiento de las mujeres está en todos los ámbitos, incluido la música, es necesario recordar que cantantes en la historia musical de nuestro país ya rompieron barreras en su tiempo. Artistas como Rocío Jurado, Lola Flores, Juanita Reina, Imperio Argentina o Amalia de Molina, relevantes en estos géneros; fueron mujeres adelantadas a su época con un discurso feminista vigente hoy en día que podemos escuchar en voces como Rosalía, Silvia Pérez Cruz, Rocío Márquez o Lourdes Pastor.

Cristina Merino
  Barcelona | 16/01/2020
El flamenco y el feminismo: De Rocío Jurado y Lola Flores a Rosalía o Silvia Pérez Cruz

El flamenco y el feminismo: De Rocío Jurado y Lola Flores a Rosalía o Silvia Pérez Cruz / Gtres

Artistas actuales como Rosalía, que trató el tema del maltrato hacia la mujer de una forma brillante en su disco 'El Mal Querer': “A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia”; o Bad Gyal, que con un lenguaje muy directo habla de la liberación sexual de la mujer “le tuve en la cama todo el día sin descansar”.

Pero estas cantantes no están tan lejos de otras artistas como Lola Flores, Rocío Jurado o Imperio Argentina, que ya abanderaron estos temas años atrás.

LIBERACIÓN SEXUAL DE LA MUJER

Lejos de la época del ‘satisfayer’ o del movimiento #MeToo, no hace tantos años atrás, que las mujeres hablaran de sexo o de acoso era prácticamente un tema tabú. Por este motivo que hubiesen mujeres que tuviesen tanta relevancia como las tonadilleras en las décadas de nuestras madres y abuelas hablando de sexo, marcaron un hito en nuestro país.

En varias entrevistas le preguntaban a Rocío Jurado por la letra de 'Lo siento mi amor', en la que decía frases como “Hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo / Que mi cuerpo no tiembla de ganas al verte encendido” o “Y tus besos, que ayer me excitaban no me dicen nada” ruborizó a más de uno, pero no a Jurado.

Una mujer nunca ha podido decir eso y en una mujer también ocurre”, empezaba explicándole al periodista Jesús Hermida, “Se trata de igualar conceptos, de igualar situaciones. Se de casos de mujeres, muchísimos, que se han atrevido a plantear una situación, de decir ‘oye lo que tú estás haciendo conmigo no es normal y si tú sigues así yo estoy fastidiada y lo estoy pasando fatal. Procura alegrarme la vida o tendré que pensar en otra cosa [...] Mirar la forma de agrandecer y de llenar mi vida”, concluía.

Sara Montiel, que aunque no fue tonadillera también fue una cantante destacable en su época, fue de las primeras mujeres en defender públicamente el sexo sin amor, tanto por parte del hombre como por el de la mujer. “Yo le doy la misma importancia al amor que al sexo. [...] Todos se echan las manos en la cabeza sexo con un hombre que no conoces, ‘¡Qué barbaridad!’, pues no, el sexo tiene que existir”.

ICONO LGBTI

Lola Flores fue otra de las folclóricas que hablaba abiertamente de sexo. En más de una ocasión habló de sus encuentros sexuales con hombres pero tampoco tuvo reparo en responder cuando le preguntaban por sus relaciones lésbicas. “¿Quién no se ha dado un pipazo con una buena amiga?” es una de sus frases más célebres.

 

VIOLENCIA DE GÉNERO

En una entrevista, Imperio Argentina habló del motivo de su divorcio con el director de cine Florián Rey en 1939: Me separé de mi marido porque me pegó una bofetada, me dijo una palabrota y me tiró contra la cama en el dormitorio nuestro” explica.

Yo no concibo que un hombre pueda pegar a una mujer, no lo concibo. No me entra en la cabeza [...] Y creo que la mujer se tiene que revelar ante un acto así. Revelar hasta la muerte”, concluye con su gran discurso feminista.

LETRAS FEMINISTAS EN LA COPLA Y EL FLAMENCO

Aunque no son la gran mayoría, encontramos una serie de canciones en la copla que, entendiendo su contexto, rompían los esquemas de una sociedad marcada por el franquismo y el sistema patriarcal.

Temas como 'Batallón de modistillas', ya presagiaba una rebelión femenina: “Se dice que muy pronto, si Dios no media, tendremos las mujeres que ir a la guerra / Y yo como medida de precaución ya estoy organizando mi batallón”.

En 'Compuesta y sin novio', cantada por Juanita Reina en los años 40, libera a la mujer de la presión social de tener hijos como algo establecido: “Yo estoy compuesta y sin novio porque tengo mis razones / Marido, suegra, cuñado, diez niños y uno de cría, que la plaza, que la gripe, que tu madre, que la mía / ¡Son muchas complicaciones! ¡Soltera pa toa la vida!”.

En la misma época Amalia de Molina anunciaba la llegada del feminismo en 'La Diputada': Llegó la hora del feminismo, y como siempre fuí avispada, y en todas partes me llevo algo, me llevé el acta de diputada”.

Esta canción no hablaba solo de la incursión de la mujer en la política, también trataba temas como el divorcio o el no querer hacer labores del hogar, algo exclusivo de las mujeres en la época: “Viva el divorcio! ¡Vivan mis manos que aún no han cosido ni un calcetín!”

EL NUEVO FLAMENCO FEMINISTA

Estas canciones sentaron las bases de una nueva generación de cantantes de flamenco que también utilizan sus letras para transmitir un potente discurso feminista.

Rosalía es actualmente el máximo exponente del género, que pese a su fusión con la música urbana, inició su carrera musical en el flamenco más clásico como puede comprobarse en su debut Los Ángeles. El Mal Querer, inspirado en el texto del s.XIII 'Flamenca', es una obra que narra la historia de una mujer casada con un hombre posesivo. Cada canción de El Mal Querer plasma las diferentes etapas por las que pasa la protagonista hasta su liberación, cuyo empoderamiento llega en el Capítulo 11: Poder, titulado 'A ningún hombre':

 

"A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia" se convirtió en una de las consignas más repetidas durante las manifestaciones feministas del 8 de marzo. Pero esta letra va mucho más allá con frases como "Yo era tuya compañero, hasta que fuiste carcelero".

Rocío Márquez, que ha reinventado en muchas ocasiones clásicos de iconos del flamenco como Rocío Jurado o Conquita Piquer, puso voz a 'Amendrita (Romance)', escrita por Christina Rosenvinge e inspirada en el clásico 'Romance de Gerineldo', en el que una adolescente se queda embarazada y vive una auténtica pesadilla al tener que dejar el colegio para casarse con un hombre que la maltrata.

 

Lourdes Pastor es otra referente en el feminismo de nuestro país. La cantante y socióloga, siempre ha manifestado su discurso feminista a través de sus canciones condenando el patriarcado, como en su tema 'Mona Lisa': "No, y no quiero ser tu esposa. No, no me vayas a decir. No, que tengo que ser para ti. Porque podré yo ser de quien yo quiera, vivir a mi manera y salir a bailar".

Y no son las únicas, Rosario la Tremendita, Silvia Pérez Cruz y una larga lista de artistas que forman la nueva generación del flamenco, recogen el legado de sus predecesoras que fueron unas adelantadas a su tiempo para seguir empoderando a la mujer a través de la música.

Últimas Noticias