ABANDERADO DE LA LIBERTAD

Miguel Poveda, de cerca: su hijo Ángel, su novio 15 años más joven y su amistad con Albert Rivera

Reconocido, querido y respetado, Miguel Poveda es el cantante de flamenco y de copla más admirado de los últimos años. Catalán y homosexual, el cantaor ha roto con muchas de los prejuicios que rodeaban al mundo del flamenco y ha convertido la libertad, artística y personal, en el lema de su carrera y de su vida.

Miguel Poveda presenta en 'Más de uno' su nuevo álbum 'Diverso'
Miguel Poveda presenta en 'Más de uno' su nuevo álbum 'Diverso' // Onda Cero

Juana Ávila

Madrid 06/10/2022 20:30

Miguel Poveda León es, a día de hoy, el cantaor de flamenco y coplas más reconocido de nuestro país, con numerosos premios y reconocimientos que así lo acreditan, entre ellos cinco premios Grammy Latino al Mejor álbum flamenco.

Catalán de nacimiento, de padre murciano y madre manchega, homosexual y padre de un niño por gestación subrogada, Poveda se ha ido descubriendo como la antítesis de la tradición y el conservadurismo que parece que siempre han rodeado a su profesión.

“Me siguen afectando las cosas, pero me he quitado muchas mochilas y sé que a mis casi 50 años camino muchísimo más libre, porque sé que todo lo que hago nace desde dentro. Mi forma de sentir y ver la vida no permite que nadie me clasifique, me ate o me maneje, aunque sí acepto consejos y críticas y siempre estoy abierto a aprender", declaraba el cantaor en uuna entrevista reciente en El Mundo.

[[H3:El día que habló abiertamente de su homosexualidad]

Miguel Poveda habló por primera vez públicamente de su homosexualidad en una entrevista publicada en 2016 en la revista Vanity Fair. Lo hizo por él, y sobre todo, por el colectivo.

"Es una pena, pero aún existe gente condenada a pena de muerte por ser homosexual. Es una labor social que quienes somos conocidos salgamos del armario", aseguró Poveda, que reconoce que sufrió mucho antes de aceptar y reconocer públicamente su homosexualidad.

Sufrió especialmente cuando hizo el servicio militar: "Yo me enamoraba cada día. En nueve meses conviviendo con 300 hombres si no te das cuenta de qué es lo que te gusta es que estás ciego. Por las noches me desvelaba pensando en que no era mi culpa ser homosexual, no tenía por qué cargar con esa culpa. Mis padres me habían hecho así y lo que sentía no era razón para avergonzarme”.

Un año después, en una entrevista con Risto Mejide, Poveda habló de lo mal que lo pasó que lo pasó en el colegio: "Cuando miraba a un chico en vez de a una chica me torturaba, porque pensaba que tenía algún trastorno, pero yo sentía por los chicos más que por las chicas”.

La reacción de sus padres cuando les dijo que era gay

“Recuerdo que mi padre me dijo 'está bien, pero aquí no habrá ninguna muestra de amor con ninguna de tus parejas”, desveló sobre cómo sus padres asumieron la noticia. En ese momento, además, mantenía una relación con un chico más joven del que sus padres desconocían que era gay. Su pareja actual, de la que habló por primera vez en una entrevista en El Mundo en 2020, es también más joven que él. Uno tiene 49 años y el otro, 35.

En ese momento, Poveda aceptó la petición de su padre, con una condición: "Pero mis hermanas tampoco lo harán con sus novios. No soy un hijo de segunda”.

Su madre se echó a llorar cuando se lo dijo. "En aquel momento no era moderna, me intentó curar mediante curanderas y me dibujaba círculos debajo de la cama. Después aprendieron a llevarlo con naturalidad", contó en Vanity Fair.

"Con los años, mi padre trabajó como nadie para recuperar el tiempo perdido. Si tú no eres quien eres con tu familia es muy difícil salir adelante",

Su hijo Ángel de siete años

Cuando hizo ambas entrevistas, el cantante ya era padre de Ángel, un niño concebido por gestación subrogada en Los Angeles en 2015. Ahora tiene siete años.

"Mi prioridad ahora es él, ya no es la pareja. Ya no me sentiré morir de amor por nadie. Antes, me retorcía de dolor en la cama por una pareja, eso ahora es imposible. Renuncio a los fuegos artificiales, pero gano en tranquilidad, que es lo que no he tenido en muchos años”, contó en Vanity Fair.

Poveda tomó la decisión de tener un hijo dos años después de morir su padre a raíz de una conversación que tuvo en Amsterdam con un matrimonio amigo de su agente.

Ella también había perdido a su padre dos años antes. " Recuerdo que me dijo: ‘No te preocupes, unos se van y otros vienen’. A la semana descubrí que estaba embarazada. Esa señora pasó en muy poco tiempo de la tristeza por la muerte de su padre a la felicidad —murmura Poveda—. Su hijo le había dado otra forma de encarar la vida. Pensé: ‘¡Quiero ser padre!”.

Esa decisión le llevó a investigar sobre los vientres de alquiler, en ese momento un tema menos conocido. "Por mi condición sexual había descartado ser padre. Pero me vi con 40 años, soltando una maleta en mi casa en medio de una gira y sin motivación. Me atacó con tanta fuerza que empecé a indagar y encontré agencias españolas que trabajaban con otras de Estados Unidos”, contó en una entrevista a SModa y se convertía así en un firme defensor de la regulación legal de los vientres de alquiler.

Sus amigos: de Isabel Pantoja a Ana Belén y Albert Rivera

Presume Miguel Poveda de un círculo de amigos de lo más variopinto. Muchos de ellos pertenecen al mundo de la música y del flamenco, como Alejandro Sanz, Raphael, Manuel Carrasco o Lolita y Rosario Flores. Con ellos ha compartido escenario en más de una ocasión.

Ana Belén, con la que ‘compite’ ahora cada jueves en el programa Dúos increíbles, también forma parte de ese grupo de íntimos de los que se rodea el cantante. Con ella ha cantado en numerosas ocasiones y la actriz y cantante fue una de las colaboraciones estrella de su disco Sonetos y poemas para la libertad, en el que cantaban a dúo Donde pongo la vida, pongo el fuego.

En este círculo familiar que ha rodeado al artista hubo un tiempo en el que un nombre destacaba por encima de otros: Isabel Pantoja. La tonadillera y el cantaor fueron inseparables durante muchos años e incluso se llegó a especular con que lo que había entre ellos era algo más que amistad… Hasta que un día el alejamiento se hizo evidente.

Hace solo unos meses, Poveda habló de ese distanciamiento con Europa Press. “Hemos podido tener nuestros desencuentros, yo he podido estar molesto, ella ha podido estar molesta, se lo digo a ella, no se lo cuento al mundo". Fue en el mes de enero, la madre de Pantoja había fallecido y él le había mandado algunos mensajes de apoyo: "Siento empatía por la gente que sufre. Cuando murió mi padre, ella estuvo hasta el último momento".

Fuera de la música, el cantaor mantiene una buena relación con Albert Rivera, amistad de la que también se ha escrito mucho. Miguel Poveda fue uno de los amigos invitados al programa de Bertín Osborne, Mi casa es la tuya, protagonizado por el exlíder de Ciudadanos. Una amistad forjada a partir de la admiración de Rivera por el arte del cantante y por el compromiso del partido del expolítico por la regulación de la gestación subrogada.

Pero Rivera no es el único, hay otro político con el que se ha vinculado en múltiples ocasiones a Poveda: Gabriel Rufián, pero no por su relación sino por su parecido físico.

"La verdad es que somos casi casi. Él nació o es de Badalona, yo en Santa Coloma y también viví en Badalona. Es un gran artista y para mí es un honor. Me encantaría conocerlo", llegó a reconocer el diputado de ERC en La Sexta Noche.