LA MAYOR TRADICIÓN NAVIDEÑA

¿Por qué ponemos el árbol de Navidad? Este es su origen

¡Ha llegado la Navidad! Y con ella un claro protagonista: el árbol. Es muy probable que a estas alturas ya hayas decorado el árbol en familia. Además, cuando salgas a la calle, te darás cuenta de que todo está lleno de luces, adornos, y sobre todo, muchos árboles de todos los colores y tamaños. Ahora bien, ¿conoces su historia?

 El árbol de Navidad: ¿conoces su origen?
El árbol de Navidad: ¿conoces su origen? // Getty Images

Europa FM

Madrid 23/12/2021 08:58

Junto con las luces, el árbol de Navidad es uno de los elementos más visitados en todas las ciudades de Europa cuando llegan estas fechas. Las principales plazas se visten de colores, desprendiendo una auténtica magia navideña. Lisboa, Estrasburgo, Munich, Londres, París, Budapest, Berlín, Madrid… Todas las ciudades cuentan con un precioso y llamativo árbol de Navidad. Ahora bien, ¿te has preguntado alguna vez por qué decoramos un abeto llegadas estas fechas?

Árbol de Navidad: raíces paganas, no cristianas

Para sorpresa de muchos, el origen del árbol de Navidad es pagano, no cristiano. Sin embargo, hay muchas leyendas que explican cómo terminó siendo el factor característico de esta festividad.

Si ponemos el foco en la más extendida, destacan un nombre y un siglo: Bonifacio, s.VIII. Se trataba de un misionero que taló en Alemania un árbol consagrado a Thor, dios del trueno y del rayo, al que se le ofrecía un sacrificio durante el invierno. El misionero dejó otro árbol a cambio, un abeto, y este, con el tiempo, comenzó a adorarse año tras año debido al nacimiento de Jesús.

Otra de las leyendas más escuchadas traslada la imaginación del lector a la Estonia del siglo XV. En la capital había un árbol en la plaza principal. Una persona comenzó a bailar a su alrededor e inexplicablemente el abeto comenzó a arder. Cuantos más habitantes se unían a la danza, más lo quemaban. Este hecho ha popularizado la costumbre de iluminar el árbol de Navidad.

Árbol de Navidad title=
Árbol de Navidad // Pexels/Gary

El primer árbol español

Los españoles comenzaron a practicar esta tradición once siglos más tarde. Sin embargo, la primera persona que puso un abeto navideño en la Península Ibérica no era de origen español. Se llamaba Sofía Troubetzkoy y su origen era ruso. La princesa pidió instalar el árbol en su casa, el Palacio de Alcañices de Madrid, actual sede del Banco de España.

Fue a partir de ese momento cuando la instalación y la decoración de abetos en todas las calles y en todos los hogares se convirtió en la mayor tradición navideña para los españoles. De hecho, si sales a la calle te darás cuenta de que los árboles de Navidad cada vez son de mayor tamaño, con más colores y muchas más luces. ¿El objetivo? Conseguir que, a pesar de las circunstancias y de haber pasado unos años difíciles, nadie pierda el espíritu navideño.