UNA EMOTIVA Y VIRAL HISTORIA

Da a luz tres semanas antes de lo previsto para que su marido, enfermo terminal, conozca a su hijo

Haley Parke, una vecina de Conneticut, quiso inducirse el parto tres semanas antes de lo previsto para que su marido, enfermo terminal, pudiese conocer a su hijo antes de fallecer.

Un parto
Un parto // Jonathan Borba | Pexels

Europa FM

Madrid 20/12/2021 15:27

La historia de Haley Parke ha enternecido a los internautas. La joven, natural de Conneticut (Estados Unidos), decidió adelantar la fecha de su parto para que su marido pusiese conocer a su primer hijo. El futuro padre sufría un cáncer terminal que lo obligaba a estar ingresado en el hospital por la gravedad de su estado.

A su mujer le quedaban tres semanas para dar a luz cuando la pareja decidió adelantar la llegada del pequeño, ya que temían que el hombre no sobreviviese a la enfermedad y no le diese tiempo a conocer a su hijo. Así, la madre pidió la inducción del parto y cruzó los dedos para que todo saliese bien.

A tres semanas del nacimiento de nuestro segundo hijo, mi marido y yo sabíamos que lo correcto era pedir una inducción. Los médicos de la UCI trabajaron con la jefa de partos de alto riesgo y me ofrecieron la posibilidad de la inducción", explica Parke en su página de Facebook, donde el nacimiento de su hijo se ha hecho viral.

Sin embargo, cuando se encontraban en el proceso de inducción del parto, el futuro padre y marido de Parke empezó a empeorar sin que los médicos pudiesen hacer nada. Fue entonces cuando los doctores optaron por una cesárea, la última opción para que tanto esfuerzo mereciese la pena. "En ese momento o hacían una cesárea o JB no conocería a nuestro hijo", dijo.

"Cuando pusieron a nuestro hijo en su pecho, los signos vitales de JB mejoraron"

En cuanto el bebé llegó al mundo, los médicos se apresuraron a llevarlo a junto de su padre. "En un minuto estaba en el quirófano y 20 después había nacido nuestro hijo. Me lo dieron para que lo besara y un equipo de médicos y enfermeros lo subieron dos pisos y lo colocaron en el pecho de su padre", relata la madre en sus redes sociales.

Aunque en un primer momento el padre reaccionó favorablemente cuando los médicos le entregaron a su hijo, sus constantes vitales se desplomaron poco después. "Cuando pusieron a nuestro hijo en su pecho, los signos vitales de JB mejoraron instantáneamente. Hacía pequeños movimientos y dulces gemidos reconociendo que nuestro hijo estaba allí", dijo antes de confirmar la triste noticia. Pocos minutos después de haber conocido al pequeño, que ahora lleva su nombre, JB fallecía. "Sus últimos suspiros fueron con nuestro hijo en su pecho y su mano en mi mano", añadió .

Haley Parke todavía no se explica cómo su marido aguantó hasta que pudo conocer al niño. Asegura que se trata de un "milagro", ya que además el niño nació completamente sano y sin necesidad de pasar por la incubadora a pesar de haber nacido de manera prematura.