Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SITUACIÓN DE EMERGENCIA

Unos agentes controlan sin lastimar a un perro que no quería separarse de su dueña que estaba inconsciente

La rápida y exitosa actuación de un grupo de agentes ante un perro potencialmente peligroso que no se quería separar de su dueño deja en evidencia que los animales, cuando no se les amenaza ni se les asusta, no son peligrosos.

@europa_fm | Madrid
| 18/01/2019

Hace unas semanas, las redes sociales se llenaban de indignación tras la difusión de unas imágenes en las que se ve a una perra agonizando en las calles de Barcelona. Un agente de la Guardia Urbana había disparado a Sota, la perra de un mendigo que iba sin bozal.

Se abrió una investigación para esclarecer lo ocurrido y desde el comisionado del Ayuntamiento aseguran que la perra había mordido al policía previamente y que la actuación del agente fue "defensiva y proporcional". Sin embargo, la desagradable escena tuvo lugar en plena calle, a la vista de niños y mayores, y dejó un poso de desesperanza sobre la ciudad de Barcelona. ¿De verdad no se podía haber evitado la muerte del animal?

Desde Brabants Blanden, en Holanda, nos llegan unas imágenes totalmente distintas, que muestran una respuesta de los agentes muy diferente. Ante una situación similar, en la que un perro no quiere separarse de su dueño, estos agentes intentan calmar al animal para luego atraparlo y que nadie corra peligro.

El dueño del animal, que estaba inconsciente en el suelo, fue trasladado al hospital y la perra fue atendida sin mayores disgustos.

Últimas Noticias