Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

MÁS PELIGROSO QUE HIGIÉNICO

Los médicos advierten de la peligrosa moda de limpiarse la vagina con un pepino

Cada vez están más de moda los "métodos naturales" para hacer todo tipo de cosas. Una de las últimas tendencias es limpiarse la vagina con pepino, una práctica de la que ha tenido que alertar la experta en salud vaginal Jen Gunter.

@europa_fm | Barcelona | 12/04/2018

La hidratación es básica para la salud ¿Una rodajita de pepino?

La hidratación es básica para la salud ¿Una rodajita de pepino? / Getty Images

Frente a la infinidad de productos químicos y alimentos procesados, cada vez son más las personas que quieren recuperar hábitos más saludables. Esto pasa por recurrir a algunos métodos "caseros" que se venden como "naturales", aunque no siempre son tan beneficiosos como pensamos.

Una prueba de ello es la de "limpiarse la vagina con pepino", una nueva moda que promete ser mucho más sana e higiénica. Debido a esta creencia, la experta en salud vaginal Jen Gunter ha publicado un artículo alertando de los peligros de esta práctica titulado "No limpies tu vagina con pepino. Por favor".

En el texto se resaltan varios aspectos a tener en cuenta:

- Pensar que la vagina necesita una limpieza extra es misógino. "Ya sea con un pepino pelado o con los lavados vaginales que se venden en farmacia es una misoginia disfrazada de atención médica. Las vaginas no son sucias."

- En lugar de limpiar, puede ser peligroso para la salud. "Limpiar la vagina mediante "remedios naturales" como el pepino, duchas vaginales, vinagre, productos balanceadores de pH, aloe, plata coloidal, ajo o cualquier otra cosa que pase como "natural", en el mejor de los casos no hace más que tener un potencial real para dañar bacterias buenas y alterar la superficie de la mucosa."

Y esto tiene graves consecuencias: "Al dañar los lactobacilos y la mucosa, los intentos de limpieza vaginal aumentan el riesgo de una mujer de contraer el VIH o la gonorrea si está expuesta. Paradójicamente también causará olor."

Además, Gunter asegura que los pepinos, por su naturaleza perecedera, son propensos a todo tipo de hongos desagradables, algo que no puede ser bueno para la vagina: "Ha habido un aumento en los últimos años de infecciones fúngicas oportunistas, organismos que en principio no causan infección humana, dando el salto a los seres humanos cuando se presenta la oportunidad correcta."

Últimas Noticias