JÓVENES CON TALENTO

Descubre a Gabriel y Luna, los polifacéticos hijos de Rossy de Palma

La actriz los ha protegido siempre de los peligros de la fama pero ahora que ambos han salido del cascarón, es inevitable que las miradas se centren en ellos. Así son Gabriel y Luna, los desconocidos hijos de Rossy de Palma.

Rossy de Palma
Rossy de Palma // GTRES

Europa FM

Madrid 07/10/2021 15:47

Rossy de Palma es una de las actrices más conocidas del cine español. Empezó en los 80 con un grupo de música mientras trabajaba de camarera en el centro de Madrid en plena movida. Así, de copas, conoció a Pedro Almodóvar, su descubridor y responsable de su éxito. Cantante, actriz, modelo... Pocas disciplinas se le escapan a Rosa Elena García Echave, más conocida como Rossy de Palma.

A finales de los 90 y con un buen currículum cinematográfico a sus espaldas, Rossy de Palma quiso ser madre. Aunque nunca ha desvelado la identidad del padre de sus hijos, sí se ha afanado en aclarar que ambos son biológicos. "Han dicho de todo, que si es adoptada, que no es biológica, le han cambiado el nombre...", se lamentaba durante una entrevista con Europa Press en 2016. Este miércoles acudía con Luna, la pequeña, a la inauguración de un restaurante en París y su presencia ha despertado el interés por los hijos de la actriz.

Gabriel, apasionado de la pintura

Gabriel y Luna son los hijos de Rossy de Palma. El mayor, Gabriel, nació en 1998 y aunque estudia cine, sus pasiones -la música y la pintura- están muy presentes en su día a día. "Es lo que hago sin parar desde que era pequeño. Me produce mucho bienestar y no lo hago para mostrarlo sino para mí. Estudio Cine porque creo que me ayudará a contar lo que quiero contar, que igual acaba en un cómic", contaba en una entrevista a la revista Harper's Bazaar.

A sus 23 años, tiene claro que le gustaría dedicarse al mundo del arte, que parece que corre por sus venas. En su cuenta de Instagram (fibonacciiboy) comparte sus bocetos y dibujos. Pero la música también forma parte de su vida. Su propia hermana destaca su gran capacidad para tocar el piano. "Yo he estudiado piano toda la vida y Gabriel estudiaba violín –cuenta Luna–. A mí me costaba mucho trabajo, mi instrumento es mi voz. Recuerdo que el año que mi hermano dejó el violín empezó piano y en seis meses avanzó solo casi lo mismo que yo en ocho años. Ahora le ha dado por el bajo y también ha aprendido solo. Me da una envidia...", cuenta en la entrevista.

Luna, cantante y modelo

Luna es la pequeña. Nació en 1999, solo un año después que su hermano, y esa cercanía generacional les ha unido todavía más. "Yo soy la colega pesada que se intenta hacer la cool y él es el que es cool sin querer", bromea la joven, que ya ha hecho sus pinitos como modelo con solo 22 años.

Estudia Humanidades y Comunicación Digital y la música no solo es su gran pasión, también un talento casi innato. Ella misma dice que su voz es su instrumento, pero no se cierra a nada. "Cuanto más crezco, más descubro el valor de no tener una vocación concreta, sino tener muchos intereses combinados con cierta disciplina para profundizar y no quedarse en la superficie de todo y el fondo de nada. Esto no tiene que ver solo con lo laboral, también es una forma de enfrentarse a la vida", apunta Luna.

Son el orgullo de su madre y la propia actriz reconoce que sin ellos su vida no estaría completa. La unión que mantienen los tres es un vínculo casi indestructible.

"Solo puedo decir que me emociono y me sorprendo cada día más de estos dos maravillosos seres que han venido al mundo a través de mí, de lo que me enseñan cada día y que mi deseo es acompañarlos y no perderme nada de su devenir. La felicidad que me procura su existencia va más allá de definición alguna, así que solo puedo dar y doy las gracias a Luna y a Gabriel por haberme elegido", asegura.