LA HISTORIA DEL REY DEL ROCK

Elvis Presley: adicciones, un largo historial de enfermedades y una muerte temprana

Elvis Presley falleció con solo 42 años tras una vida de adiciones y de lucha contra varias enfermedades. Hoy, 45 años después de su fallecimiento, todavía hay muchas incógnitas alrededor del Rey del Rock.

👉 ¿Quién es Austin Butler? Conoce al actor de 'Elvis', a su novia famosa y sus otras películas

Elvis Presley, en una imagen de 1965
Elvis Presley, en una imagen de 1965 // Getty Images

Juana Ávila

Madrid 24/06/2022 14:46

La noticia de la muerte de Elvis Presley, el 16 de agosto de 1977, con solo 42 años, conmocionó al mundo entero y fue un duro varapalo para sus miles de seguidores. Más arduas de digerir fueron las circunstancias y el motivo de su fallecimiento.

Esa noche del 16 de agosto el Rey del Rock fue encontrado por su prometida de aquel entonces, Ginger Alden, tirado en el suelo del baño inconsciente. Enseguida fue trasladado al hospital donde los médicos intentaron reanimarlo, pero finalmente confirmaron su fallecimiento por un infarto agudo de miocardio.

La autopsia posterior reveló restos en sangre de hasta 14 drogas — codeína, morfina, valium, placydid, nembutal, butabarbita y quantum, entre otras—, además de confirmar que padecía obesidad —pesaba 130 kilos—, glaucoma, hipertensión, intestino irritable, estreñimiento crónico y dolores reumáticos, y descubrir otras tantas patologías cardiacas, pulmonares e inmunológicas que ponían en peligro su vida.

La muerte de Presley siempre estuvo rodeada de incógnitas que nunca han terminado de ser despejadas. ¿Murió por sobredosis? ¿Fue adicto a las drogas? ¿Colapsó su organismo por la medicación que tomaba? ¿Con su deteriorado estado de salud era inevitable una muerte prematura?

¿Adicto a las drogas legales?

De las adicciones de Elvis se ha escrito mucho y parece claro que el consumo de drogas y alcohol le acompañó durante casi toda la vida. Desde su círculo más cercano, atribuyen esta dependencia al tiempo que el cantante estuvo en el ejército.

"Elvis tenía que hacer ejercicios de maniobras muy tarde por la noche, de modo que le daban pastillas. Así es como empezó; realmente estaba en territorio desconocido", aseguraba la que fue su mujer, Priscilla Presley. A partir de ahí, el consumo de fármacos, a los que él consideraba drogas legales porque las prescribía un médico, fue cada día a más.

Los tranquilizantes, analgésicos, anfetaminas y sedantes formaban parte de su día a día

Quizá nunca probó la heroína, ni la cocaína, pero los tranquilizantes, analgésicos, anfetaminas y sedantes formaban parte de su día a día. Era su médico personal, el doctor George Nichopoulos, el que prescribía estos medicamentos al cantante y cuatro años después de su muerte, el doctor fue acusado formalmente de asesinato por ser el responsable de suministrar a la estrella los fármacos que habrían podido colapsar su organismo y provocar la parada cardiaca que acabó con su vida.

En octubre de 1981 se celebró el juicio, en el que se le declaró no culpable de asesinato, aunque la junta médica de Tennessee le condenó por prescripción poco ética de fármacos.

La teoría del suicidio

En 2018 el estreno del documental Elvis Presley: The Searcher en HBO dio pie a que Priscilla Presley, quien fue su mujer y madre de su única hija, Lisa Marie Presley, dieron la vuelta al mundo: el cantante podría haberse suicidado. Una teoría que cobra más fuerza después del descubrimiento, en 2017, de unas cartas que el músico había escrito a su amigo Joe Esposito, en las que reconocía estar harto y cansado de su vida, y que necesitaba un largo descanso.

Porque la depresión fue otro de los fantasmas que siempre le persiguieron. Nunca superó la muerte de su madre, que falleció cuando tenía 23 años; el éxito y la fama le desbordaron y le hicieron sentirse muy solo; perder a Priscilla fue un duro golpe sentimental para él y lo consideró "el mayor error de mi vida”; y tampoco aceptó el declive físico y artístico al que se enfrentó en los últimos años de su vida.

Destinado a morir joven

En agosto de 2021, la periodista e historiadora Sally Hoedel publicó el libro Elvis: destinado a morir joven en el que expone una nueva hipótesis sobre la muerte del artista, destinado a tener un corta vida por su genética.

En el libro revela que el hecho de que los abuelos maternos fuesen hermanos pudo condicionar su estado de salud gravemente: Presley sufría enfermedades en 9 de los 11 sistemas corporales y parte de su organismo nació dañado.

"Tanto el artista como su madre, Gladys, quien también falleció joven, a los 46 años, tuvieron un período similar de cuatro años de salud degenerativa, y eso es importante, porque ella no tomó la misma medicación que él", afirmaba la autora.

"La historia de Elvis se ve como una de destrucción, pero es una lucha de supervivencia, a través de la pobreza y, luego, de los problemas de salud. Fue difícil ser Elvis, nadie había tenido una fama como esa antes, y nadie podía hacerlo por él. Trataba de funcionar dentro de su realidad", insiste la biógrafa en un esfuerzo por cambiar la imagen decadente que hoy se tiene de esa figura icónica como consecuencia de ese triste final.

"Elvis cambió nuestro universo culturalmente como nadie lo había hecho antes y merece ser tratado como una figura histórica, como Henry Ford o Thomas Edison", reclama Hoedel.

Te puede interesar