LEYENDAS URBANAS

Lala Chus explica la historia real de la muerte de Teresa Fidalgo, la terrorífica cadena de Hotmail

Lala Chus nos habla de varias leyendas urbanas que se extendieron en la época del Messenger y sus conocidas cadenas de Hotmail a principios de los 2000. Una de ellas es la muerte de Teresa Fidalgo, una historia real que va más allá de las cadenas de maldiciones.

Europa FM

Barcelona 10/05/2022 10:08

Lala Chus trae a Cuerpos especiales unas historias chuscas que te van a resultar muy familiares si viviste tu adolescencia a principios de los 2000: las cadenas de mails que tenías que reenviar para que no cayese una terrible maldición sobre ti o leyendas urbanas de terribles cosas que pasaban en el día a día.

Entre estas leyendas, Lala recuerda la de un loco que iba dejando agujas con enfermedades mortales en las butacas del cine con el objetivo de contagiarte de cualquier virus o infección mortal; o la de que le daban a los niños tazos de Pokémon impregnados de LSD, el gran terror de todas las madres de España.

Pero sin duda, las que más le gustaban —y asustaban— a Lala eran las de miedo del estilo "Hola soy Micaela Pérez, nací en Santa Fé capital y morí en un accidente entre un camión y un auto y quiero estar en el recuerdo de todos. Envía esta cadena a 20 personas en 20 minutos y tendrás buena suerte. Si la cortas, a las 3 de la mañana estaré en el rincón izquierdo de tu cama mirándote de reojo".

La historia real de la muerte de Teresa Fidalgo

Una de estas terroríficas leyenda que ha vuelto a TikTok es la historia de Teresa Fidalgo, una mujer vestida de blanco que aparece en mitad de la noche en una carretera.

Lo cierto, es que la historia de Teresa Fidalgo tiene algo de real. En 1983 Teresa Fidalgo murió en un accidente de tráfico en la carretera de Sintra, en Portugal. Desde entonces, numerosas personas han asegurado haberla visto de noche en el mismo lugar que murió pero ha habido una historia en concreto que ha trascendido prácticamente en el mundo entero.

Cinco años después de la muerte de Teresa, en 1988, tres adolescentes, Tiago, Tania y David, iban en su coche dispuestos a salir de fiesta. David iba grabando el trayecto con una cámara que le acababan de regalar y que tenía opción de infrarrojos. De repente, se cruzaron con una joven vestida de blanco y se detuvieron para preguntarle si necesitaba que la llevasen a algún sitio.

La chica se subió al coche y David continuaba grabando con su cámara cuando ésta se presentó como Teresa y les dijo señalando un punto de la carretera: "Allí, mirad allí es donde tuve un accidente y morí".

A continuación la joven de blanco empezó a gritar y los chicos sufrieron otro accidente, en el que murieron Tiago y Tania y solo sobrevivió David. Como la cámara no había dejado de grabar, tenía una prueba sobre lo sucedido para aportar a la policía, que estuvo buscando a esta cuarta persona por los alrededores del lugar del accidente sin éxito. Lo que sí verificó la policía es que cinco años antes había muerto en ese mismo punto una persona llamada Teresa Fidalgo.

Te puede interesar