Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

VIRAL

La indignación de una joven tras no poder denunciar la agresión machista que presenció en el metro de Madrid

Las redes sociales son una plataforma donde muchos ciudadanos expresan públicamente situaciones que viven en primera persona. El claro ejemplo es el de Mar Baena, una joven que ha relatado en Twitter que fue testigo de una agresión machista en el metro de Madrid, pero no pudo denunciarla por no tener los datos del agresor.

Europa FM | Barcelona | 17/02/2019

Una joven comparte cómo es testigo de una agresión machista en el Metro de Madrid, pero no lo puede denunciar

Una joven comparte cómo es testigo de una agresión machista en el Metro de Madrid, pero no lo puede denunciar / Una joven comparte cómo es testigo de una agresión machista en el Metro de Madrid, pero no lo puede denunciar

El hilo de Mar Baena (@marbaenaruiz) se ha hecho viral en Twitter, donde la joven ha explicado que presenció una agresión machista en el metro de Madrid pero que la falta de información impidió que pudiera hacer una denuncia a la policía.

"Anoche volvía a casa con mi novio. Estábamos en Ópera, L2, dirección Cuatro Caminos, cuando vi en el andén de enfrente que una pareja discutía", empieza el hilo en Twitter.

La joven relata que "el chico parecía bastante enfadado y hacía aspavientos con las manos, lo que llamo mi atención y me quedé atenta por si iba a más". Segundos después, el hombre "le pegó varios empujones a la que sería su pareja" y su reacción fue gritar a un vigilante de seguridad para "que fuese hacia ellos". Sin embargo, el guardia no se dio cuenta de la situación y, en ese mismo momento, el chico "cogió a la que fuese su pareja del cuello".

Tras la violenta escena, y al ver que el vigilante no hacía nada, Mar Baena cruzó "hacia el otro lado del andén para ir junto a ellos y explicarle al de seguridad lo ocurrido". Al llegar, "la chica estaba llorando y el agresor parecía calmado" y, fue entonces, cuando el guardia les pidió que le explicaran lo que habían visto.

Aunque el agresor negaba los hechos y expresaba que no había hecho nada, que se trataba de "un juego", la tuitera y su novio pidieron que llamaran a la policía.

Mientras, Mar intentaba convencer a la víctima de que lo mejor que podía hacer era denunciar, que tenía su apoyo, que había sido testigo y que habían cámaras. Pero ella, no quería, "le echaba la culpa de lo ocurrido a que él iba borracho".

"El agresor comenzó a gritar "yo me voy a mi casa. Te pones de su lado y te quedas aquí o te vienes conmigo"", explica la tuitera que añade que la pareja acabó "yéndose dirección L5".

Ante la situación, su intención era denunciar la agresión machista que había presenciado. Sin embargo, no se esperaba que el supervisor del de seguridad le explicara que "ellos no pueden hacer nada y la policía, si la pareja se ha marchado, tampoco" y que lo que debería hacer es ir a la comisaría ha explicar lo ocurrido.

"De camino a la comisaría vimos un coche de policía. Mi novio corrió hacia ellos y les explicamos lo que pasó. No se inmutaron, solo me preguntaron si tenia los datos del agresor y como no tenía datos me dijeron que no se podía hacer nada.". Lo mismo le pasó en la comisaria, ya que tenía claro que nada iba a detenerla, porque "lo que no podía es irme a casa. Quería que quedara constancia en algún sitio".

Un agente les preguntó a qué venían y, al responder que "quería poner una denuncia de una agresión machista que había visto en el metro", el policía empezó a reírse. Los guardias le explicaron lo mismo que sus compañeros que estaban patrullando, que si no tenía los datos del agresor, no podía la denuncia. Asimismo, ellos tampoco podían hacer nada, solamente tomar nota por si la víctima acaba denunciando.

Tras llevarse esta decepción por parte del cuerpo de seguridad, Mar Baena expresa que se siente "gilipollas" y que tiene la sensación de que "nadie le daba la importancia que yo le daba".

Últimas Noticias