Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

CRÓNICA | PALAU SANT JORDI DE BARCELONA

Arcade Fire demuestra que se puede llenar estadios y seguir siendo los reyes del 'indie' en su concierto en Barcelona

Arcade Fire aterrizaban en Barcelona con su gira ‘Infinite Content’ para presentar en directo las canciones de su último álbum ‘Everything Now’. Como si de un combate de la WWE se tratase, la extensa banda se subía al ring ubicado en el centro del Palau Sant Jordi de Barcelona demostrando que son los claros vencedores del ‘indie’ actual.

Cristina Merino | Barcelona | 22/04/2018

Arcade Fire durante su concierto en Barcelona presentando 'Everything Now'

Arcade Fire durante su concierto en Barcelona presentando 'Everything Now' / EFE/Toni Albir

Precedidos por la increíble Preservation Hall Jazz Band, las pantallas del Palau Sant Jordi mostraban a los miembros de Arcade Fire por los pasillos del recinto caminando al escenario en forma de ring. Mientras una voz que imitaba a los locutores de los combates de lucha libre americanos los presentaba, la banda capitaneada por el matrimonio Win Butler y Régine Chassagne se mezclaban entre el público para subir al cuadrilátero.

‘Everything Now’, canción que da nombre a su nuevo álbum, fue la primera de los muchos temas en directo que presentaron de su último trabajo. Pero como era de esperar pronto aparecieron grandes himnos de los canadienses como ‘Rebelion (Lies)’ de su debut 'Funeral'; o las coreadísimas ‘The Suburbs’, ‘Ready To Start’, ‘Reflektor’ o ‘Here Comes The Night Time’.

Uno de los puntos fuertes de esta gira, además del escenario ubicado en el centro del recinto con los músicos dispuestos en los cuatro lados del cuadrilátero, es la continua interacción de la banda con el público. Pese a que ‘Infinite Content’ es una gira de estadios, la proximidad del público a los cuatro lados del escenarios y los constantes paseos de los músicos entre los asistentes, convierten el concierto en un show muy cercano e incluso 'íntimo' en algunos momentos.

Dos de los momentazos del show fue cuando Régine Chassagne apareció por sorpresa en una de las gradas para cantar ‘It’s Never Over’, o cuando se coló en la pista a bailar entre el público una parte de ‘Reflektor’ bajo una de las enormes bolas de cristales que adornaban el Palau Sant Jordi.

Win Butler hizo lo propio en varias ocasiones caminando entre el público o cantando un fragmento de ‘Afterlife’, también bajo la bola de cristales.

El momento de la despedida también ha sido otro de puntos álgidos del concierto cuando la Preservation Hall Jazz Band, teloneros del concierto, han vuelto a subir al escenario para acompañar a Arcade Fire en ‘Wake Up’, tema con el que siempre cierran sus conciertos.

Una vez más, Arcade Fire ha demostrado que pueden llenar estadios, ser cabeza de cartel de los festivales más importantes y seguir manteniendo la misma actitud y esencia ‘indie’ de sus inicios.

Últimas Noticias