Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SE DESCARTA LA TEORÍA

Un estudio desmiente que caminar 10.000 pasos al día ayude a adelgazar

Un nuevo estudio descarta que caminar 10.000 pasos al día sirva para perder peso. Así lo han confirmado un equipo de investigadores de los departamentos de Ciencias del Ejercicio y del Departamento de Nutrición, Dietética y Ciencias de los Alimentos de la Universidad Brigham Young (EEUU).

Europa FM
  Barcelona | 17/02/2020
Una mujer caminando

Una mujer caminando / Pexels

Caminar 10.000 pasos al día es algo que asociamos con la pérdida de peso. Muchos móviles que llevan incorporado el contador de pasos notifica al usuario cuando se supera esta cantidad como un logro en el día a día.

Pero lo cierto es que, aunque tiene otros beneficios, no sirve para perder peso ni evitar que éste aumente. Así lo recoge un estudio publicado en Journal Of Obesity llevado a cabo por un equipo de investigadores de los departamentos de Ciencias del Ejercicio y del Departamento de Nutrición, Dietética y Ciencias de los Alimentos de la Universidad Brigham Young (EEUU).

Para hacer la investigación se contó con 120 estudiantes que empezaban su primer año de universidad y se analizaron sus pasos diarios durante los primeros seis meses de curso universitario. Mientras se evaluaba su peso y su ingesta calórica, los universitarios se dividieron en grupos que caminaban 10.000, 12.500 o 15.000 pasos al día, seis días a la semana durante estos 6 meses.

El objetivo del estudio se basaba si, incrementando un 25% de forma progresiva estos 10.000 pasos, minimizaría el aumento de grasa y de peso. Pero al final del estudio los estudiantes de los tres grupos habían subido de peso un promedio de kilo y medio.

Bruce Bailey, autor principal del estudio, concluye la investigación afirmando que "el ejercicio por sí solo no siempre es la forma más efectiva de perder peso". Por contra, puntualiza los aspectos positivos de "sacar a las personas de un estilo de vida sedentario", algo que repercute directamente en el estado emocional y la salud.