MÁS DE 40 DÍAS EN EL HOSPITAL

Antonio Resines aún arrastra una secuela de su ingreso en la UCI por coronavirus

Antonio Resines ha vuelto a nacer. El actor de 67 años, que estuvo más de 40 días ingresado en el hospital por complicaciones derivadas del coronavirus, retoma su agenda. Ahora, casi cuatro meses después de entrar en la UCI, cuenta que aún arrastra una pequeña secuela.

Antonio Resines junto a su pareja Ana Pérez Lorente
Antonio Resines junto a su pareja Ana Pérez Lorente // Gtresonline

Europa FM

Madrid 14/04/2022 08:54

Antonio Resines estuvo más de días en el hospital, de los cuales 23 fueron en la UCI. El actor estuvo en coma inducido por complicaciones derivadas del coronavirus. Fue, según dijo, "una cagada de cojones" lo que le llevó a poner en peligro su vida. Pese a que tenía muchas dificultades para respirar, tardó mucho en ir al hospital.

De aquello han pasado casi cuatro meses —ingresó en la UCI la noche del 22 al 23 de diciembre— y el actor ya ha vuelto al ruedo. Ahora promociona su nueva serie junto a Miguel Rellán (Sentimos las molestias) y habla de este duro episodio en entrevistas.

El actor de 67 años confiesa que aún arrastra una secuela de su paso por el hospital: "Técnicamente creo que estoy al noventa y algo por ciento".

"Me falta un poco de equilibrio todavía, pero como no voy a la pata coja a los sitios... Hay una zona de estabilidad que no está al 100% por eso de vez en cuando llevo la muleta para salir y eso", le ha contado a María Casado en el programa Las tres puertas de TVE. "Las escaleras aún me cuestan".

Alucinaciones en el hospital

Antonio Resines no recuerda mucho, o más bien nada. "Yo vivía en otro mundo paralelo", recuerda el actor, al que luego explicaron que "los corticoides que te dan provocan alucinaciones".

"Yo mezclaba las cosas. Te lo puede decir mi hijo", dice señalando a Ricardo. "Yo pensaba que estaba en una conspiración internacional y podían matar a cualquiera que estuviese conmigo. No tiene ni puta gracia, lo creía de verdad y a la vez sabía que estaba hablando con mi hijo y que estaba en una UCI. Era todo raro".

En ese momento no sabía que su vida corría tanto peligro. "No era consciente de que estuve a punto de palmarla", cuenta Resines, que lo supo una vez que. pasó el peligro. "El médico me dijo que me faltó entre un 3 y un 5% para no palmarla. No reaccionaba a la mediación".

Lo consiguió después de que le metiesen un chute de corticoides que le salvó la vida, aunque lo dejó sin fuerzas. "Perdí un 85% de masa muscular. No me respondían las piernas. No podía ni darme la vuelta en la cama".

Te puede interesar