hija de una estrella

Frances Bean Cobain cumple 30 años: cómo superó el síndrome de abstinencia y qué hace ahora la hija de Kurt Cobain

Frances Bean Cobain, la hija del gran Kurt Cobain, ha cumplido 30 años. A pesar de intentar mantenerse alejada de los focos, ha tenido historias muy interesantes, como los problemas con las drogas por culpa de su madre o su pelea con su exmarido por una guitarra de su padre.

Frances Bean Cobain
Frances Bean Cobain // Gtres

Europa FM

Madrid 18/08/2022 16:24

¡Felicidades! Frances Bean Cobain, la hija del cantante de Nirvana Kurt Cobain, cumple 30 años. La joven ha tenido siempre ha tenido mucha presión encima por la figura de su padre. Ha sufrido enormemente y en varias ocasiones ha preferido alejarse de los focos para no perjudicar su salud mental.

Aun así, se trata de una persona con una vida extremadamente interesante y con algunas historias que merecen la pena ser contadas. Te contamos aquí algunas de ellas.

Kurt Cobain se suicidó cuando ella solo tenía un año

Frances Bean Cobain nació en 1992 de la relación del cantante grunge Kurt Cobain y la cantautora Courtney Love. Con poco más de un año, llegaba la triste noticia del suicidio de su padre. En su carta de despedida, el artista hablaba directamente de su hija y esperaba que no tuviera la misma suerte que él: "No soporto la idea de que Frances se convierta en una rockera siniestra, miserable y autodestructiva como en lo que me he convertido yo".

Los problemas con su madre: el síndrome de abstinencia y la custodia

Sin embargo, quedarse huérfana no fue lo único a lo que se enfrentó de niña, ya que su madre consumía heroína de forma habitual durante su embarazo, por lo que ella nació con síndrome de abstinencia. Le tuvieron que suministrar metadona para poder combatirlo y sustituir la heroína de su cuerpo.

Por aquel entonces, el hospital en el que fue ingresada estaba preocupado por su salud y culpaba gravemente a su madre por su comportamiento: "Sufrirá sudoraciones, escalofríos, calambres y espasmos musculares, pero sobrevivirá. Courtney fue muy irresponsable al consumir drogas en las dos últimas semanas antes del nacimiento del bebé".

Su relación con su madre fue bastante mala durante su infancia y adolescencia, ya que Courtney seguía consumiendo drogas y llegó incluso a perder la custodia de su hija. En 2003, la Justicia hizo responsable de la joven a la madre de la artista, su abuela, de forma temporal, pero en 2009 fue de manera definitiva.

Frances Bean Cobain y Courtney Love
Frances Bean Cobain y Courtney Love // Getty Images

En ese momento, se culpó a la cantautora de "violencia doméstica" y esta llegó incluso a acusar a su hija en redes sociales de mentir para desprestigiarla. Por su parte, Frances consideraba que su abuela era "la persona que más respetaba en el mundo", según dijo en una entrevista con la revista Harper's Bazaar.

La tensión entre ambas mujeres fue tan grande que la Justicia concedió a Bean una orden de alejamiento de su madre.

La herencia millonaria que recibió por su padre

La situación de la joven cambió en 2010 cuando llegó a la mayoría de edad. Heredó una fortuna de su padre: 140 millones de dólares y 100.000 mensuales por derechos de autor que está recibiendo todavía. En el podcast What´s the Tee con Rupaul, hablaron de esto y ella explicó que le resultaba "extraño" recibir dinero "de alguien a quien no conocía", así como comentaron una foto que tenían juntos con sus padres en 1993 cuando ella acababa de nacer.

Después de muchos años de silencio sobre la relación de sus padres, Frances dijo en una entrevista con la revista Rolling Stone que sabía que fue "tóxica" y consideró que fue un error que tuvieron a una hija para solucionar sus problemas. A pesar de esto, siempre admiró a su padre: "Sé de las cartas que Kurt me escribió… mi papá en verdad me amaba".

En esta misma charla, reconoció que "no le gustaba Nirvana", ya que era más de grupos como Mercury Rey u Oasis. "La escena grunge no es algo en lo que esté interesada, aunque reconozco que mi padre era un genio musical".

La hija del cantante de Nirvana... a la que no le gusta Nirvana

No obstante, destacó la labor de su padre en este estilo: " Del movimiento grunge me parece interesante el cómo se originó porque era de alta costura. Mi papá era tan pobre que seguía yendo a algunas grandes tiendas para conseguir donaciones de jeans rotos. No era una decisión estética, era más bien una elección del tipo: 'No tengo plata, no me queda otra opción'".

Al igual que sus padres, cayó en las drogas durante un tiempo, pero logró recuperarse y actualmente lleva muchos años limpia. En 2018, habló por primera vez de ello y reflexionó sobre ello. "Es una batalla cotidiana por todas las cosas dolorosas, incómodas, trágicas, jodidas que han sucedido o que alguna vez pasarán. La autodestrucción y el consumo tóxico y la liberación del dolor lo hace mucho más fácil de cumplir", apuntó.

Su trabajo como artista visual y modelo

Frances Bean Cobain se califica a sí misma como "artista visual", ya que su verdadera pasión es la pintura y el dibujo. Ya en 2010 cuando cumplió 18 años, presentó su primera colección de arte llamada 'Scumfuck' en Los Ángeles. Desde entonces, no ha dejado de exponer y todas ellas han sido un éxito.

En su Instagram, la artista comparte muchos de sus dibujos.

Sin embargo, también ha estado involucrada en muchos formatos distintos de arte. Ha tenido pequeñas intervenciones en el mundo de la música y en una entrevista ironizó que su estilo sería "como si PJ Harvey y Fiona Apple se pelearan a puñetazos, una pelea solo rota por los llantos de Dolly Parton y Jeff Buckley desde el cielo".

Además, con 19 años posó para el diseñador de moda Hedi Slimane y en 2017 sería la acompañante de Marc Jacobs a la gala MET después de haber sido la imagen de la marca.

Su vida amorosa: un divorcio duro y su actual relación

La vida amorosa de Frances ha sido una auténtica montaña rusa. Con 18 años recién cumplidos se enamoró de Isaiah Silva y se casaron en secreto, aunque se divorciaron cuando ella tenía 23 en medio de una enorme polémica por una guitarra que había pertenecido a Kurt Cobain.

Ella se la regaló a su marido como regalo de bodas y tenía un precio de un millón de dólares. Isaiah pedía quedarse con ella además de una manutención de por vida, lo que ella se negaba a aceptar. Acabaron en los tribunales y la Justicia le concedió a él la guitarra, lo que molestó mucho a la hija del cantante.

Todo pintaba muy mal para ello, pero entonces ocurrió algo sorprendente: este conflicto permitió que ella se reconciliara con su madre, Courtney Love. Isaiah acusó a la cantautora de colarse en su casa para destrozarla y amenazarle. A día de hoy, madre e hija tienen una buena relación, pero la guitarra siguió en posesión del exmarido, hasta que la vendió en 2020.

Actualmente, la joven mantiene una relación con el hijo del famoso skater Tony Hawk, Riley Hawk. Lo hizo oficial a principios de 2022 a través de su cuenta de Instagram, en la que recordó todo lo bueno que actualmente tenía en la vida y en una de esas fotos aparecía el joven, así como el skater y su mujer.

Una vida resumida en un post

Después de una vida llena de altibajos, drogas, conflictos y tribunales, Frances Bean Cobain parece haberse estabilizado y ha querido compartir un post en Instagram para celebrar su 30 cumpleaños y ver lo mucho que ha cambiado.

"¡Lo hice! Honestamente, Frances, de 20 años, no estaba segura de que eso fuera a suceder. En ese momento, un sentido intrínseco de profundo desprecio por mí misma dictado por la inseguridad, los mecanismos destructivos de afrontamiento y más traumas de los que mi cuerpo o mi cerebro sabían cómo manejar, informaron cómo me veía a mí misma y al mundo; a través de una lente de resentimiento por haber sido llevado a una vida que aparentemente atrajo tanto caos y el tipo de dolor ligado a la pena que se sentía ineludible", comenzaba diciendo.

Y añadía una referencia a un trágico suceso del que participó: en 2017 falló un motor del avión en el que iba y casi se estrella. "Entonces, un evento en un avión que me acercó a la proximidad de la muerte es irónicamente el evento que me catapultó a correr hacia esta experiencia vivida con radical gratitud".

La artista se mantenía muy orgullosa de entrar en "la nueva década" y pedía un deseo: "Espero mantenerme 'suave' sin importar cuán duro pueda sentirse el mundo a veces, disfrutar del momento presente con reverencia, cuidar a las personas que tengo la suerte de amar con más aprecio del que las palabras podrían hacer justicia y tener espacio para sigue aprendiendo, para que el crecimiento nunca se detenga".

Te puede interesar