GANADORA DE EUROVISIÓN

Massiel: una enfermedad que podría dejarla ciega, tres grandes amores, un hijo y dos nietos

La popular cantante lleva varios años luchando contra una enfermedad degenerativa que podría terminar dejándola ciega. Massiel es, desde su victoria en Eurovisión hace más de 50 años, un auténtico icono de la canción española.

Massiel
Massiel // GTRES

Europa FM

Madrid 11/12/2021 18:31

A sus 74 años, Massiel continúa con una vida profesional incombustible. Aunque ha reducido considerablemente sus apariciones en actos públicos, la artista sigue acudiendo a platós y programas de televisión.

No tiene reparos a la hora de hablar de su larga trayectoria profesional, una carrera que la ha llevado a lo más alto de la música española pero durante la cual ha tenido que capear los sinsabores del desamor y el desengaño.

El grupo musical Dúo Dinámico (Manolo de la Calva y Ramón Arcusa) con la cantante Massiel durante el festival de Eurovisión en Londres 1968 title=
El grupo musical Dúo Dinámico (Manolo de la Calva y Ramón Arcusa) con la cantante Massiel durante el festival de Eurovisión en Londres 1968 // Gtres

Ganó Eurovisión con 21 años

Su victoria en el festival de Eurovision de 1968 la ayudó a tocar la cima del éxito con la punta de los dedos. Aunque su candidatura parecía un regalo envenenado tras la negativa de Joan Manuel Serrat por no poder cantar en catalán, el famoso La, la, la eclipsó al público europeo. El tema había sido escrito por El Dúo Dinámico y adaptado al estilo de la artista.

La enfermedad degenerativa que podría dejarla ciega

Fue en el año 2018 cuando la artista desvelaba que no estaba atravesando un buen momento a nivel personal. Su salud se vio resentida a causa de una enfermedad que con los años podría dejarla ciega. Se trata de una degeneración macular que hasta ahora le ha reducido considerablemente la visión de un ojo.

"Otros se mueren de cáncer y yo me estoy quedando ciega. Es duro. No tiene cura", explicaba Massiel a Bertín Osborne en el programa de televisión Mi casa es la vuestra. "Con un ojo veo periférico. Si me tapo el otro no te veo la cara. Podría no caerme pero no puedo ir al cine o al teatro. Me he sentido muy mal porque no lo aceptaba y era un hándicap tremendo. Cada vez que pierdo visión me cabreo", decía.

Estos problemas de visión empezaron en 2012, cuando interpretaba a Carlotta Campion en el musical de Broadway Follies en el Teatro Español de Madrid. Comenzó el tratamiento ese mismo año, unas inyecciones ocultares que retrasarían la ceguera. "Es una bomba de relojería y no se sabe cómo puede evolucionar", aseguró.

Tres grandes amores en su vida

Su primer matrimonio fue con el médico Luis Recatero, que era el hermano de su mejor amiga. Se casaron en 1969, un año después del triunfo eurovisivo. Aunque tenían deseos de formar una familia, finalmente sus planes no cuajaron.

Se separaron prácticamente un año después de darse el 'sí, quiero', pero no pudieron divorciarse hasta años después porque el régimen franquista no lo permitía. Massiel aseguró años más tarde que este había sido "el error" de su vida.

En 1976 se enamora del socialista Carlos Zayas, con quien se convirtió en madre de su único hijo, Aitor. El pequeño tuvo que nacer en Londres ya que en España la maternidad fuera del matrimonio no era legítima. Massiel seguía legalmente casada con Recatero.

Ya con la ley del divorcio reprobada, Massiel y Zayas rompen en el año 1981. Unos años después conoce a Pablo Vizcaíno, con el que sí pudo casarse en una ceremonia apadrinada por el mismísimo Gabriel García Márquez. Dieron por zanjada su relación tres años después.

Su hijo Aitor

Aitor Carlos Zayas es su único hijo, fruto de la relación con Carlos Zayas. Nació en Londres en 1977 porque sus padres no estaban casados y en España la maternidad en fuera del matrimonio no estaba permitida en esa época. El joven lleva una vida muy discreta y no quiere que su madre de detalles de su intimidad.

"He tenido que ser una buena madre porque mi hijo decidió con 12 años quedarse conmigo, cuando podía haberse ido con su padre", dijo la artista a Bertín Osborne después de confirmar que se había convertido en abuela por partida doble y revelar que ya no tenía ganas de enamorarse más. "Me he casado tres veces pero no tengo ganas de más. Tengo un hijo de 40 años y dos nietos".

Carlos Zayas fallecía el pasado mes de noviembre a los 88 años de edad. Fue un gran defensor del activismo medioambiental y en los últimos años llevó o a cabo la reforestación privada más grande de las Islas Baleares, según informa El Diario de Mallorca.