ABANDERADA DE TOKIO 2020

Mireia Belmonte: su novio Ángel Capel, su perro London y sus estudios universitarios

Una escoliosis diagnosticada con cuatro años marcó el futuro de Mireia Belmonte. El médico le recomendó nadar y ella se dedicó con esmero. A los 17 años debutó como olímpica en Pekín 2008 y con 30 años llega a Tokio como abanderada española junto a Saúl Craviotto. Aunque menos preparada por una lesión de hombro, trae un amuleto: la canción que su novio Ángel Capel le escribió para desearle suerte.

Mireia Belmonte: su novio Ángel Capel, su perro London y sus estudios universitarios
Mireia Belmonte: su novio Ángel Capel, su perro London y sus estudios universitarios // Gtresonline

Europa FM

Madrid 23/07/2021 09:24

Escribe Mireia Belmonte en Instagram que Ángel Capel, su novio, es su otra mitad. El concursante de Operación Triunfo ve su relación con la nadadora olímpica, abanderada de Tokio 2020, con los mismos ojos. Antes de marcharse a los Juegos Olímpicos el participante de la edición de 2009 le sorprendió en una entrevista en la radio dedicándole una canción.

"Porque no hay persona en el mundo que se merezca más este detalle que tú", escribió Capel en Twitter al compartir del programa.

La olímpica de 30 años y el cantante de 34 confirmaron su relación en junio de 2019. Belmonte publicó una foto de familia —ella, él y su perro— junto al comentario: "La felicidad frecuentemente se cuela por una puerta que no sabías que estaba abierta".

El artista almeriense publicó la misma foto con otro comentario: "A ti, por ser incondicionalmente el camino a unos nuevos pasos".

Javier Hernanz, el exnovio de Belmonte

La noticia del noviazgo fue motivo de alegría para los seguidores de Mireia Belmonte, contentos por la nadadora que en abril de ese año hizo pública su ruptura con el piragüista Javier Hernanz.

La pareja llevaba cuatro años juntos y nunca ocultaron su amor. En redes sociales daban cuenta también de sus pasos, que borraron tras la separación.

Javier Hernanz y Mireia Belmonte, en 2017. title=
Javier Hernanz y Mireia Belmonte, en 2017. // Gtresonline

La separación de Hernanz y Belmonte llegó tras varios rumores de crisis que siempre señalaban al piragüista, al que Belmonte había conocido en la Universidad Católica de Murcia, donde ambos estudiaron.

A Hernanz se le relacionó con Alba Carrillo en 2016, con la que había coincidido en una esión de fotos, y durante su participación en el programa Bailando con las estrellas en 2018 se le achacó demasiada química con su compañera Rosa, con la que llegó a besarse en uno de los números musicales.

Ahí empezaron, dicen, los verdaderos problemas que terminaron en ruptura. El piragüista sale oficialmente desde febrero de 2021 con la modelo Paula Mocca.

Su perro London

Volviendo a su primera foto con Ángel Capel, hay que señalar al tercer protagonista de la imagen: London, el perro de Mireia Belmonte, el otro ocupante del corazón de la olímpica.

Se llama London y lleva nueve años con la nadadora. Llegó a su vida tras los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, cuando la deportista se hizo con dos medallas de plata y puso el foco sobre la hasta entonces ignorada natación.

El nombre de la mascota está directamente relacionado con lo que esos Juegos significaron para Belmonte.

El problema de espalda que la convirtió en nadadora4

Mireia Belmonte llega a Tokio con cuatro medallas olímpicas en su medallero, incluido el oro de 200 metros mariposa que conquistó en los juegos de Río en 2016.

Esta vez sus aspiraciones son menores, la nadadora no ha podido entrenar con normalidad por un problema en el hombro que le obligó a frenar su ritmo de entrenamiento.

Precisamente fue otro problema de de salud el que le llevó al agua. Empezó a nadar por prescripción médica.

Tenía cuatro años cuando le diagnosticaron escoliosis. Alérgica al cloro y asmática no despuntó demasiado en sus inicios, aunque no tardó en sobresalir. Tanto destacó que con 17 años debutó en los JJOO de Pekín. Fue en el año 2008.

Estudiante de Relaciones Públicas y Publicidad

Su pasión por el agua la ha compaginado con la formación universitaria.

Mireia Belmonte estudia en la UCA el Grado de Publicidad y Relaciones Públicas. Lo puede hacer gracias a al sistema de tutorización para deportistas de la Universidad Católica de Murcia, un modelo que la Unión Europea quiere trasladar a universidaes de otros países, y que ha servido para que unos 60 deportistas españoles que estuvieron en rio no tengan que renunciar a sus estudios por dedicarse a la competición de máximo nivel.