EN UN CINE DE CALIFORNIA

Muere el TikToker Anthony Barajas a los 19 años, tras ser tiroteado durante la proyección de 'La Purga infinita'

Anthony Barajas, un famoso TikToker, ha fallecido tras pasar varios días hospitalizado después de haber sido disparado en un cine de California mientras veía La Purga Infinita.

Muere el TkToker Anthony Barajas
Muere el TkToker Anthony Barajas // Instagram @itsanthonymichael

Europa FM

Barcelona 02/08/2021 11:28

El TikToker Anthony Barajas ha fallecido a los 19 años después de pasar varios días hospitalizado tras ser tiroteado en un cine de California.

El 16 de julio se estrenó la última entrega de la saga de terror La Purga: La Purga infinita, donde se recrea una sociedad anárquica en la que los ciudadanos pueden asesinar a quién quieran durante una noche al año sin temer a las represalias legales.

Durante la proyección de la película en los cines Regal Edwards Theatre de Corona (California), se produjo un tiroteo en el que fallecieron dos personas, ambas menores de 20 años. Fueron los propios trabajadores del cine los que hallaron a las víctimas, una fallecida en el acto y otra herida grave, que fue trasladada al hospital.

Ahora se ha sabido que el joven que fue trasladado al hospital era Anthony Barajas, quién contaba con cerca de un millón de seguidores en TikTok. Tras varios días en estado grave, Anthony falleció el pasado 1 de agosto a consecuencias de las heridas de bala.

También se ha sabido que la persona que falleció en el acto fue la joven de 18 años Rylee Goodrich, que al igual que Barajas, también era muy conocida en TikTok.

Detenido un sospechoso

La policía detuvo hace días al posible autor del crimen, un joven de 20 años en cuya casa se encontró un arma de fuego con el mismo calibre que la que fue utilizada durante el tiroteo.

El individuo permanece detenido con una fianza de dos millones de dólares acusado de asesinato, intento de asesinato y estar al acecho, entre otros cargos.

Mike Hestrin, fiscal del condado de Riverside, ha emitido un comunicado en el que ha declarado que por el momento no se ha determinado el motivo de los disparos, pero que todo apunta a que "parece ser un ataque aleatorio y no provocado".