TEMPORADA FINAL

Miguel Herrán se despide de 'La casa de papel' con unas emotivas palabras: "Me voy agradecido"

La casa de papel ha llegado a su fin, dejando mella en los espectadores y también en los actores de la trama, que han visto cómo sus carreras se relanzaban de la noche a la mañana. El actor Miguel Herrán, que da vida a Río, ha querido despedirse de su personaje y de la serie que le ha cambiado la vida.

Miguel Herrán se despide de 'La casa de papel'
Miguel Herrán se despide de 'La casa de papel' // GTRES

Europa FM

Madrid 05/12/2021 13:23

Tras cinco temporadas y un exitoso recorrido mundial que le ha llevado a convertirse en una de las series más reconocidas de los últimos años, La casa de papel ha llegado a su fin en Netflix y parece que esta sí será la definitiva. La banda más famosa de atracadores ha puesto punto y final a su historia y despedir a sus míticos personajes no está siendo fácil para nadie.

La casa de papel no solo ha impactado solo en los espectadores, sino que ha dejado una gran huella en los actores principales de la trama. Ahora que la serie ha llegado a su fin, muchos de sus protagonistas han querido despedirse de los personajes que les cambiaron la vida, desde el Profesor hasta Berlín, Tokio, Río, Lisboa o Denver, que nos han entretenido durante años con sus inimaginables atracos.

Miguel Herrán se sincera sobre cómo 'La casa de papel' le cambió la vida

Unas de las reflexiones que más ha llamado la atención ha sido la de Miguel Herrán, ganador del Goya a Mejor Actor Revelación y que interpreta al personaje de Río en la serie. En un reciente encuentro con la prensa, con motivo de la presentación de la parte final de la serie, el actor hablaba abiertamente sobre lo que ha supuesto este trabajo para su carrera como actor y a nivel personal, con unas emotivas palabras con las que es muy difícil no emocionarse.

Y es que, si hay una de las historias que ha llamado la atención de los fans de la serie, esa ha sido la historia de amor entre Tokio (Úrsula Corberó) y Río (Miguel Herrán). Desde el principio, la ficticia pareja nos conquistó el corazón con sus grandilocuentes muestras de amor. Porque sí, toda la trama de esta segunda parte de la serie y del atraco al Banco de España se produce, nada más y nada menos, que por la necesidad de Tokio por liberar a su amado Río, detenido por las fuerzas de seguridad.

Según confesó el actor, la escena de la muerte de Tokio fue una de las más duras que tuvo que grabar durante su paso por la serie: "El día que grabamos la escena en la que muere, me sentía fatal. No podía mirar a nadie a los ojos o empezaba a llorar. Tenía que mirar al suelo. Me guardé el guion. Toda la experiencia es parte de mí ahora y Úrsula está en mi corazón", explicaba.

Úrsula Corberó y Miguel Herrán title=
Úrsula Corberó y Miguel Herrán // GTRES

"Me lo llevo todo", señalaba el actor, pues este proyecto le ha cambiado absolutamente la vida. "Para mí ha sido una serie muy dura. Todos los que hemos estado ahí dentro sabemos que ha sido muy duro. Aunque ahora nos riamos y todo sea fantástico, ha sido una cosa que nos ha costado. Tiene su esfuerzo, tiene su cariño y ha tenido su recompensa".

Y es que, pese a los duros momentos, esta serie le ha dado muchísimo a Miguel Herrán, que ha visto como la fama le asaltaba de la noche a la mañana y le permitía lanzar su carrera como actor: "Me ha abierto puertas, y creo que a todos, a nivel internacional. Y creo que eso es un verdadero regalo en esta época. Me ha regalado unos compañeros magníficos y unas personas que me llevaré para siempre".

El actor ha confesado que grabar el final ha sido algo muy difícil para él, especialmente teniendo en cuenta la importancia que ha tenido Río en su filmografía. De hecho, según ha confesado, ni siquiera guarda ningún recuerdo del último día en el set: "No me acuerdo ni de mi último día de rodaje. No te sabría decir cuál fue, porque no lo recuerdo. Tengo como una pelota de sentimientos buenos y de cosas que quiero mucho y que voy a echar un montón de menos".

"Con eso me quedo realmente, con la experiencia global que hemos tenido todos. Empezamos como una serie pequeña en Antena 3, teníamos mucho cariño y mucha ilusión, era un proyecto en el que todos apostamos todo lo que teníamos y nos lo ha devuelto con creces", recordaba el actor, que aseguraba irse "agradecido".